29 de noviembre de 2018
29.11.2018
La Opinión de Málaga
Fútbol. Real Madrid

¿Qué pasa con Isco Alarcón?

El centrocampista malagueño ha pasado de ser indiscutible en el Real Madrid de Julen Lopetegui a tener un papel irrelevante en el nuevo proyecto de Santiago Solari

29.11.2018 | 05:00
Isco Alarcón vive sus horas más bajas como jugador del Real Madrid.

El exmalaguista fue el descarte del técnico argentino en el partido de la Liga de Campeones del martes en el Olímpico de Roma

Isco Alarcón ha pasado de ser indiscutible y líder del proyecto de Julen Lopetegui en el Real Madrid a irrelevante para Santiago Solari, con 79 minutos de 540 minutos posibles, ninguna titularidad y una escenificación del problema en Roma, quedándose en la grada del Olímpico en un partido importante.

El desplome de Isco en el Real Madrid deja Roma como la ciudad que marcará un antes y un después. La figura de Solari sale reforzada y su capacidad de mando para mandar a la grada a una de las estrellas de la plantilla, sin que el equipo lo eche de menos en el campo y firme su clasificación como líder de grupo a octavos de final de la Liga de Campeones.

Desvía el foco a la figura de un jugador al que encontró en un bajo momento físico tras regresar antes de tiempo de la recuperación de una operación de apendicitis y un mes alejado de los terrenos de juego. Isco debe luchar nuevamente a contracorriente.

Demostrar en los entrenamientos que merece un sitio en el once, sin sentirse intocable como otros compañeros que regresan directos al once tras lesión, aunque lejos de su mejor imagen en lo físico como Marcelo o Varane, y otras estrellas que sí tienen derecho a firmar partidos intrascendentes sin que su puesto se ponga en duda.

La realidad es que Isco ha jugado 79 minutos en los seis partidos dirigidos por Solari. Fue descartado para la Copa del Rey, como otros con galones, el primer aviso lo recibió ante el Real Valladolid cuando pasó a ser suplente y disputó 34 minutos. Le quedó claro en la República Checa ante el Viktoria Plzen con sólo 17 minutos, sin participar en Balaídos y saltando al campo con un 3-0 en contra en Ipurua.

Nunca en esos partidos dejó una actuación que le de argumentos para reclamar la titularidad. En su defensa el ritmo de competición se gana jugando y a los que señalan a su físico, el centrocampista malagueño les señalaría la confianza de Luis Enrique, seleccionador español, que le dio la titularidad en los dos últimos partidos sin estimar que esté fuera de forma.

Solari no desmintió un enfrentamiento en rueda de prensa. Es lo único que justificaría que un jugador de la importancia de Isco para el Real Madrid no estuviese en el banquillo del Olímpico después de formar parte de la expedición a Roma. Pero sus respuestas en cada comparecencia son escuetas: «La titularidad o suplencia de un futbolista es un problema ficticio», asegura un técnico que era conocido por ser un gran jugador número 12 en su etapa madridista. Cuando Santi no era titular, siempre aportaba desde el banquillo.

«Son decisiones puntuales para momentos puntuales», dijo cuando fue preguntado por Isco. La respuesta podía leerse más clara entre líneas, en el elogio final a otros compañeros. Reseñó la palabra «compromiso» al hablar de Gareth Bale, «profesional estricto» del trabajo del futbolista y «un ejemplo» cuando lo hizo de Marcos Llorente o «su juego es un reflejo de como se entrena» sobre Lucas Vázquez.

Ahí iban los mensajes de Solari, quien sin embargo no admitió que le molestase una foto de Isco en Instagram el día de su debut en Melilla en una fiesta de disfraces de Halloween, ni públicamente ha reconocido informaciones que ya corren como la pólvora como un feo del jugador hacia su persona delante de compañeros, que no entrena lo suficiente o no se cuida la alimentación fuera de la ciudad deportiva.

«Isco sabemos de la calidad y lo especial que es en su posición toda su carrera. Está entrenándose para ponerse a tope. Salió de una operación delicada y no es fácil ponerse al cien por cien tan rápido, pero está entrenando para lograrlo», dijo el 10 de noviembre en el mayor elogio que dejó Solari en las reiteradas preguntas que recibe sobre el jugador.

Sus compañeros evitan hablar sobre la situación. El más claro fue el segundo capitán, Marcelo, que dejó un recado apuntando también al trabajo: «No soy quién para dar consejos, ya somos mayores y sabemos lo que tenemos que hacer. Todos los jugadores quieren jugar, pero toca trabajar. No digo que Isco no trabaje pero el fútbol es así. Tienes que ver en lo que estás fallando y mejorar», dijo en la zona mixta del Olímpico.

El «caso Isco» es el primer tema caliente que tiene que manejar Solari en el vestuario del primer equipo tras dar el salto desde el Castilla. El duelo ante el Valencia llega el sábado. Será el momento en el que se comprobará si hay reacción de Isco en los entrenamientos o sigue sin contar, pasando de ser un referente a jugador intrascendente del que se comenzará a hablar de su futuro fuera del club. Algunos de los principales clubes de Europa ya están pendientes por si pueden pescar en el río revuelto del club merengue.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.


Buscador de deportes

 

Tour de Francia 2020

- Sigue en

- Recorrido del Tour

- del Tour de Francia

- La del Tour de Francia

- Consulta el palmarés del Tour de Francia