12 de marzo de 2019
12.03.2019
Atletismo. La prórroga

Ouassim, el niño de la plaza de la iglesia

El atleta nerjeño, de tan solo 19 años, supera todas las expectativas al proclamarse campeón de España de Cross pese a ser aún júnior

12.03.2019 | 05:00
Ouassim Oumaiz ha pasado de promesa a realidad tras proclamarse campeón de España.

Su padre trabaja en el popular chiringuito 'Ayo' y se ha criado en el centro de la población nerjeña con su familia

El atletismo corre por las venas de Ouassim Oumaiz, el «niño» del momento y la gran esperanza española en el atletismo de fondo con tan sólo 19 años de edad. Este portento, nacido en Nerja, se ha convertido en campeón de España absoluto de Cross este domingo en Cáceres y supera con creces las expectativas que desde hace años habían depositadas en él.

Su padre, Abderrahim; y su madre, Nadia, afincados en la localidad nerjeña desde mediados de la década de los 90, le inculcaron a su hijo la pasión por correr. Desde bien pequeño apuntaba maneras y en el Club Atletismo Nerja comenzó a pulir sus grandes condiciones para este deporte. Comenzó a despuntar en categoría cadete para hasta hoy, donde se confirma como un atleta de presente y futuro en el panorama nacional e internacional pese a su juventud para destacar en pruebas de fondo.

Para los que le conocen bien, como es el caso de Enrique López Cuenca, presidente de la Federación Andaluza y del Club Nerja, no le ha sorprendido la explosión de Oumaiz a nivel absoluto. «El atletismo le corre por las venas, es un atleta muy dedicado, con las ideas muy claras, quiere ser atleta profesional y competir a nivel mundial y lo ha conseguido», asegura.

Su padre, camarero en el emblemático chiringuito de «Ayo» de Nerja, compitió a gran nivel a finales de los 90, logrando importantes triunfos para el club nerjeño. Su madre, por su parte, sigue corriendo a nivel popular y pertenece al grupo de las 'Trotas' del Nerja, con las que entrena y participa en diferentes carreras populares a través de toda la provincia. Con esos genes era imposible que Ouassim no enfocara su vida al atletismo y así ha sido pese a que su camino hasta este oro nacional no ha sido fácil. Con16 años y debido a problemas de crecimiento que derivaron en fuertes dolores de rodilla, tuvo que aparcar el atletismo durante un año. Volvió con más fuerza y ahora se prepara a diario en la prestigiosa Blume de Madrid, donde ya focaliza su próximo reto: el Mundial de Aarhus en Dinamarca el 30 de marzo, precisamente el día que cumple 20.

El pequeño se ha criado en la plaza Andalucía, cerca de la iglesia. «Por allí corría y cuando he salido a dar una vuelta siempre he ido con mi tío y mi hermano», cuenta el campeón de España desde su habitación en la Blume. Es el tercero de cuatro hermanos, tres varones y una chica, la pequeña. Fue al colegio Maestro Joaquín Herrera y luego continuó su formación en el I.E.S. El Chaparil. En los dos centros hizo amigos que ahora están alucinando con sus gestas, como él mismo confiesa.

«He recibido un montón de mensajes y los amigos me dicen que soy un crack (risas)», explica desde su habitación en la Residencia Blume. «Aquí estoy muy bien. Llegué esta temporada, por los buenos resultados que tuve. Tengo mi habitación individual y mis rutinas: entreno, como, descanso, entreno... Estoy muy bien, aunque lejos de mi familia. Cuando voy a Nerja me encanta estar con mi familia y voy al «Ayo» a comerme una buena paella, me encanta».

A pesar de su juventud ya ha sufrido los reveses del deporte. Tuvo que parar casi una temporada por un problema en la rodilla. «Dudé, lo pasé muy mal en esa época, pero todavía era un niño. Ahora lo sigo siendo (risas). Ahora estoy bien, he ganado el Campeonato de España y ahora voy a preparar el Mundial. Le tengo muchas ganas a este Mundial. Hace dos años estuve en el júnior y me fue mal, porque no pude prepararlo y tuve muchos líos, ahora voy con muchas ganas». Ouassim Oumaiz sueña a lo grande. «Es una vida muy corta la del atleta, a mí me gusta mucho, me encanta, por eso he dejado de estudiar y no voy a parar hasta que no consiga mi sueño, no voy a parar. Quiero ir a las Olimpiadas, ganar medallas y ser como Mo Farah, él es mi ídolo». Un crack.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga


Buscador de deportes