10 de diciembre de 2020
10.12.2020
La Opinión de Málaga
Fútbol Sala

El UMA Antequera quiere dar un paso más

Un resultado positivo en Burela, una vez conseguida la primera victoria del curso como local, mantiene al cuadro antequerano enganchado al tren de equipos que luchan por la permanencia

10.12.2020 | 23:12
Los de Moli Carrasco siguen encarrilando la permanencia

El BeSoccer CD UMA Antequera afronta una difícil visita a la cancha del Pescados Rubén Burela FS con el refuerzo de haber logrado, en la anterior jornada, el primer triunfo de la temporada como local en el Pabellón Fernando Argüelles frente al Real Betis FS (2-1). Tres puntos importantes en el derbi andaluz que deben servir de guía para acometer un nuevo paso adelante en la competición este viernes 11 de diciembre, a las 18.30 horas, en el Pabellón Vista Alegre del conjunto gallego y poder puntuar por segunda vez consecutiva, un plus en la máxima categoría dentro del propósito de continuar inmerso en la pugna por la permanencia. En este escenario, los anfitriones han conseguido dos victorias, tres empates y una sola derrota. Los protagonistas del duelo de la décimo cuarta fecha del calendario han podido disputar todos los encuentros celebrados hasta el momento en la Liga.

Burela ocupa la sexta posición en la clasificación con 16 puntos. En el último choque superó al Aspil-Jumpers Ribera Navarra FS por un marcador de 1-2 con goles de Matamoros y Lucho. Estos son dos de los nombres de una plantilla muy a tener en cuenta y equilibrada con calidad, experiencia y juventud. La pasada campaña no descendió a pesar de ocupar uno de los puestos de peligro en el momento que se paró la competición a causa del Covid-19. No bajó nadie a Segunda División y el cuadro naranja se ha movido muy bien en el mercado de fichajes estival incorporando a Diego Quintela, David Pazos, Javi Rodríguez y Giasson para formar un bloque con el suplir las dificultades con las que se encontraron y, en este tramo inicial, ha demostrado que está capacitado para optar a un hueco en la zona destacada.

Una vez superado el hándicap de no sumar puntos durante las últimas jornadas y llevarse tres en el envite con el Betis, la formación dirigida por Manuel Luiggi Carrasco "Moli" ha trabajado duro para mantenerse en la senda de la victoria potenciando aún más su rendimiento y, para ello, tiene disponibles a todos sus efectivos, incluido Óscar tras estar ausente un par de semanas por un problema muscular. "Hay que tener los pies en el suelo y pensar que ganar un partido era nuestra obligación. Solamente habíamos ganado uno fuera de casa y había que vencer. Lo que te da es un plus de motivación para trabajar mejor, corregir y perder los nervios y esa ansiedad por sumar. Nos ha venido muy bien. Ha sido una semana de trabajo con más felicidad, porque se nota en el grupo y este es el camino a seguir", comenta.

Adquirir una dinámica positiva en los últimos encuentros del 2020 pasa por sacar rédito del desplazamiento a la pista del Burela sin olvidar la labor de proseguir con la corrección de los fallos derivados de las distintas acciones de ataque, defensa o estrategia. "Tenemos que aprender de lo que hicimos bien, sobre todo, y corregir los fallos, pero ahora nos enfrentamos a un rival complicado en su cancha. Burela probó el año pasado estar en puestos de descenso y ha sabido rectificar y fichar en condiciones. Tenía buen equipo y ahora los fichajes de Quintela o David Pazos se unen a Matamoros y un grupo más de jugadores competitivos para estar en los primeros puestos. El entrenador es joven y de la casa que sabe bien la identidad de juego que tiene su conjunto y nos va a costar mucho trabajo", acentúa el entrenador malagueño.

Moli vuelve a recordar que necesitar dar el máximo en la búsqueda de otra victoria. "Hay que saber jugarle a Burela. Un equipo que tiene jugadores que desequilibran muy bien, con pegada y gol y que no paran de correr en todo el partido. Para mí es un bloque muy completo y, después, cuenta con un portero, Edu, de los más veteranos de la categoría, pero con una calidad tremenda y un saber estar que mueve a sus compañeros desde atrás. Tenemos que ir muy mentalizados, estamos trabajando para ello, no va a ser fácil y, como siempre digo, para intentar sacar algo positivo, hay que jugar al 120%". Por otro lado, Ramón Vargas se mide a su ex equipo con el que logró un ascenso a Primera y advierte del rival que se van a encontrar. "Se ha reforzado con grandes jugadores. Va a ser un partido igualado, duro e intenso y, dentro del mismo, va a haber muchos mini partidos que son los que tenemos que ganar para poder traernos los tres puntos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook