Música

'Baby, I like it'

Enrique Iglesias anima al personal del Starlite con un concierto al nivel de los espectáculos de su gira mundial

14.08.2015 | 08:20
Enrique Iglesias, durante su actuación en Starlite Festival.

Aquellos que creían que Enrique Iglesias iba a ofrecer un recital distinto en el Festival Starlite de Marbella al que ofrece habitualmente en los grandes escenarios de su gira mundial, estaban equivocados ya que el artista cuajó en Marbella una gran actuación.

Aunque el formato de Starlite es el de conciertos íntimos y cercanos, no por ello ha dejado de ser espectacular, a lo que se añade el plus de la cercanía del público al artista.

Con más de una hora de retraso apareció el cantante en el escenario de la cantera de Nagüeles vistiendo su look habitual: camiseta roja, pantalones y gorra.

Comenzó con "Tonight", "I like how it feels" y "Bailamos" para calentar a un público que ya estaba acalorado con el terral (aire caliente procedente de África) que soplaba en Marbella.

Constantemente estuvo animando al público, pidiéndoles que levantaran las manos, incluso llamándolos para que se acercaran al escenario, tocándolos y cogiendo sus teléfonos móviles para hacerse "selfies" lo que necesitó que el servicio de seguridad tuviese que aplicarse al máximo para evitar que los asistentes saltaran hacia el cantante.

Al cantar "Cuando" subió al escenario a una joven seguidora que se adosó a la costilla izquierda del artista, a la que abrazó con cariño y despidió con besos y más besos.

Quizás no destaque por su torrente de voz, pero, al igual que su padre, Enrique Iglesias sabe llegar al público y ganárselo con su espectáculo.

El cantante sorprendió con un popurrí de canciones en acústico y con una invitada especial, India Martínez, con la que ha cantado "Loco", un tema que compuso hace siete años "cuando pasé por un momento difícil en el que estuve a punto de romper con mi novia", reconoció.

Y si Anna Kournikova hubiese estado esta noche en Marbella se habría sentido, al menos, celosa ya que los dos cantantes se han fundido en un apretado y largo abrazo que ha hecho que algunas fans gritaran "ya vale".

Tras una lluvia de confeti blanco y cuando algún sector del público creía que el concierto había concluido por el silencio, Enrique Iglesias apareció, como por arte de magia, en el centro de las gradas superiores para cantar "Experiencia" totalmente religiosa.

El artista colgó el cartel de "todo vendido" dos semanas antes del concierto (ya lo hizo también en su anterior visita a Starlite en 2013) a pesar de que los precios de las entradas oscilaban entre, las más baratas de la tribuna a 128 euros, y los 409 euros de la primera fila.

Iglesias pidió "El perdón", esta vez sin su pareja de dúo en esta canción, Nicky Jam, y siguió con "Bailando" sin Descember Bueno, pero no se notaron sus ausencias. Y concluyó con "I like it" lanzando globos gigantes con el título de su disco.

Iglesias parece no estar totalmente recuperado de los cortes que sufrió en su mano derecha al coger un dron durante un concierto en Tijuana ya que llevaba un vendaje ligero en algunos de sus dedos.

En los palcos se pudo ver a una buena representación de la familia Alba. Eugenia Martínez de Irujo disfrutó junto a su hija Cayetana, acompañadas de un nutrido grupo de amigas y en el palco contiguo se encontraba su hermano Fernando Martínez de Irujo.

Otras personalidades que no quisieron perderse el único concierto de Iglesias en España fueron el expresidente de la comunidad de Madrid Ignacio González, las presentadoras María Teresa Campos y su hija Terelu y la modelo Raquel Rodríguez
Tras Marbella Iglesias continúa con su gira internacional y actuará en Mónaco, Estambul, Líbano y Las Vegas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine