Arte

El día en el que Gable fumó demasiado

El artista malagueño Marcos Cañada muestra en Arte y exorcismos en la sala de exposiciones del jardín de La Concepción cerca de cuarenta retratos realistas

14.10.2015 | 02:00
El malagueño Marcos Cañada, ante algunos de las obras expuestas en la sala del jardín de La Concepción.

El pintor es autor además de una novela gráfica ambientada en Málaga.

¿Es Picasso El Joker?, pregunta uno de los títulos de la exposición. En el cuadro en cuestión el artista nacido en la plaza de la Merced aparece maquillado como el famoso malvado de los tebeos y películas de Batman. En otro retrato, un espectacular primer plano de Michael Keaton, el actor norteamericano luce inmortalizado en pleno cabreo por Manhattan, una escena de la premiada película Birdman. Marcos Cañada (Málaga, 1972) ha querido jugar con el doble juego de los actores y los personajes que representan, por eso en ocasiones junto al nombre del artista, como Helena Bonham Carter, en el título aparece el personaje con el que ha sido inmortalizada, en este caso María Singer de la película El club de la lucha. «Es un poco la fusión del personaje con la persona, en ocasiones es más importante la persona», cuenta Marcos.

El resultado son 37 cuadros reunidos con el título de Arte y exorcismo, la muestra que desde finales de septiembre y hasta el 15 de noviembre puede verse en la sala de exposiciones de la Casa del Administrador, en el jardín botánico de La Concepción. La exposición la promueve la Asociación de Amigos de La Concepción con la colaboración del Ayuntamiento.

Se trata de retratos de gran realismo, en su mayoría personajes del mundo del cine pero también de la familia de Marcos Cañada, incluido un autorretrato, y músicos de jazz como Charlie Parker o Louis Armstrong. Obras en las que a veces el autor deja retazos irónicos, como el fondo estampado y de vinilo de algunos retratos con mensajes subliminales. Ocurre con el de Clark Gable, rodeado de paquetes de tabaco, recuerdo de una adicción que arruinaría su salud para siempre o en el caso de Cary Grant el rostro repetido del también actor Randolph Scott, pues de los dos se rumoreaba en Hollywood que eran pareja.

Marcos Cañada, que estudió decoración en la Escuela de Arte de San Telmo, supo que lo suyo eran la pintura y el dibujo cuando a los seis años copió una viñeta de Astérix. Como explica, en 2012 expuso por primera vez en este espacio municipal, por entonces paisajes naturales y urbanos pero el malagueño es un todoterreno que también se ha atrevido con una novela gráfica ambientada en Málaga, Rabia del Sur.

En Arte y exorcismo hay retratos al carboncillo, con acrílico y al óleo. De estos últimos explica Marcos Cañada, mientras señala a Kevin Spacey en la serie House of Cards que «antes dibujaba primero a lápiz y luego empezaba a pintar, ahora lo hago directamente con un pincel más fino».

El pintor malagueño ya prepara una serie de retratos de músicos y tiene listo a todos los Rolling, Eric Clapton y Miles Davies. Confiesa además que le gustaría vivir de la pintura, su gran vocación, por eso esta muestra de Arte y exorcismo es una manera de lanzarse al ruedo.

Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes; Nick Nolte en Historias de Nueva York; Clint Eastwood en Sin perdón... El fotograma convertido en una nueva obra de arte gracias a Marcos Cañada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine