Músico

"Sin el amor a la música no superas los varapalos, las muertes, cambios y crisis"

Álvaro Urquijo es miembro de uno de los grupos de pop más longevos y respetados de nuestro país, del que sigue llevando el timón

04.04.2016 | 01:48
"Sin el amor a la música no superas los varapalos, las muertes, cambios y crisis"

También hermano de uno de los compositores más personales, el llorado Enrique Urquijo

¿Disfrutar es la condición para poder seguir?
Sin duda. Si estás en un grupo y tus aspiraciones tienen más que ver con el ego, con el postureo o con cuestiones comerciales, pues no se sostiene en el tiempo. El amor a la música es lo que te da capacidad de adaptación. Sin ese amor no superas los varapalos, la muerte de amigos y hermanos, las crisis tecnológicas, de formatos, económicas. Lo normal es que más grupos como Los Secretos hubieran quedado desde la época de la Movida, aunque no ha sido así.

¿Prefiere ya los teatros, los recintos más sosegados que los conciertos más abiertos?
Según. Ver a mucha gente enardecida y disfrutando impresiona, tu estómago tirita. Ahora bien, me gustan mucho los teatros y auditorios porque puedo hacer un repertorio más acústico, con más matices, donde cada instrumento tiene su peso. Si lo llevas a un gran pabellón, el primero que sufre soy yo, claro, porque la gente pide más marcha. El sitio determina el tipo de espectáculo.

En el último trabajo, Algo prestado, han optado por versiones de autores que les gustan. ¿Por qué ese recurso y no canciones originales?
Un grupo que tiene una carrera dilatada, como es nuestro caso, se puede permitir un álbum de este tipo. La idea es hacer un disco con canciones nuevas. ¿Qué pasaba en España hace tres o cuatro años? En 2011, con En este mundo raro hicimos los deberes. Y se vendieron seis mil copias, cuando antes eran ciento sesenta mil. No hubo televisión. Todo eso me rebotó muchísimo, me enfadé con el mundo. Luego vino el PP y la subida brutal del IVA. Aunque nos adaptamos a la crisis por el cariño del público, todo aquello me afectó. El caso es que lo que compuse en esa época casi parecía canción protesta. No nos gustaba mucho, porque era un estado de ánimo y no me veía reflejado, así que decidimos hacer este disco de versiones.

¿Los Secretos es ya un grupo con un público intergeneracional?
Creo que sí, pero no porque nos consideremos una banda especialmente distinta. Somos un grupo normal. Si vamos a Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Alemania, veremos que hay grupos que llevan un montón de años y no pasa nada. No quiero compararme, por Dios, con gente como los Rolling, pero es un ejemplo que sirve. Lo raro es que en España no existan muchos casos como Los Secretos. No somos especiales, lo que pasa que aquí los grupos han aguantado poco en los malos momentos o en los subidones de fama.

En ese sentido, ¿qué singulariza a Los Secretos?
la gente nos relaciona con un cierto estilo, con un timbre, una forma de hacer que reconoce rápido. Nos hemos pasado la vida luchando contra la decisión de dividir los discos en singles. Hemos querido que el single no se decidiera nunca antes de concluir todo el disco. Pretendíamos tener muchas canciones buenas para confundir a las discográficas. No componemos según la difusión. A lo mejor, lo que nos hace especiales, por responder directamente a la pregunta, es que siempre hemos sido muy perfeccionistas. Estar orgulloso de lo que haces es una garantía para que la gente que escuchará esos trabajos, quede también satisfecha. El gusto musical es libre, pero, tal y como van las cosas ahora, sacas una canción y a los dos meses ya es antigua para algunas generaciones.

Va todo muy rápido...
Demasiado rápido. Ocurre en todos los países, sólo que, además del consumo inmediato, fuera hay una gran reserva de energía como para parar imperio, por así decir. Aquí, sin embargo, grupos como Los Secretos y otros, pues nos vemos un poco solos. ¿Qué ha pasado con aquello tan bonito que empezamos en los años ochenta y que costó tanto construir? Fue todo a base de horas, de viajar por carreteras infames, de emplear lo que ganabas en material para poder competir con los mejores grupos... ¿Dónde ha quedado aquella lucha de los ochenta y de parte de los noventa? Es un poco triste.

Álvaro Urquijo aprendió a reinventarse después de la muerte de sus hermanos y de otros componentes del grupo. ¿Cómo se sale adelante?
No es una cuestión de reinventarse. A mí me gustan los artistas que no involucionan. Nosotros tenemos una mentalidad muy seria y respetuosa a la hora de ponernos a componer; nunca hacemos nada que no nos guste para que tampoco haya nada que no guste al público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura


La exposición del Mupam.
El arte de los embalajes de las pasas se exhibe en el Mupam

El arte de los embalajes de las pasas se exhibe en el Mupam

La muestra, abierta hasta el 28 de enero, refleja los diseños con los que se comercializaba este...

Pasión Vega: cuatro décadas de música de ´40 quilates´

Pasión Vega: cuatro décadas de música de ´40 quilates´

La cantante malagueña Pasión Vega alarga la celebración de las cuatro décadas de «esfuerzo y...

Dan Brown: "Tengo fe en nuestra capacidad de preguntarnos"

Dan Brown: "Tengo fe en nuestra capacidad de preguntarnos"

El escritor norteamericano presenta su última novela, 'Origen', "una carta de amor a España"

La Diputación adaptó el pliego del MAD a la oferta de Francés

La Diputación adaptó el pliego del MAD a la oferta de Francés

Tras rechazar la primer propuesta del empresario, en la que se negaba a pagar el teléfono,...

"Mis canciones huelen a whisky con rosas"

"Mis canciones huelen a whisky con rosas"

El músico catalán visitará el próximo viernes el Martín Carpena, donde dará un concierto como...

Javier Sierra gana el Premio Planeta de novela

Javier Sierra gana el Premio Planeta de novela

El escritor y periodista conquista el galardón gracias a 'El fuego invisible', con el Santo Grial...

Enlaces recomendados: Premios Cine