Música

Zenet abraza la luminosidad

En su nuevo álbum, 'Si sucede, conviene', el crooner malagueño muestra una faceta "más bailable" e incluso próxima al folk –Una nueva etapa que inicia tras "abandonar ciertos hábitos nocturnos" y experimentar "cierta transformación a nivel personal", confiesa

26.05.2016 | 14:52
Zenet abraza la luminosidad

Pequeña gira veraniega, Málaga y Miami

  • Aunque su nuevo disco no verá la luz hasta septiembre, Zenet ya ha iniciado una pequeña gira de verano «para rodar la banda». El 29 de junio acudirá a La Rambleta, en Valencia; el 16 de julio actuará en el Festival Internacional de Jazz de San Javier, y el 22 de julio estará en el Festival Lavanda (Brihuela). En noviembre dice tener «cerradas fechas en Miami», pero antes iniciará la gira oficial de presentación en España, con la que acudirá a Málaga, aunque aún está en negociaciones para fijar la fecha y el recinto.

Una exitosa campaña de crowdfunding ha hecho posible el cuarto disco del cantante, cuyas canciones hablan "del perdón, de recuerdos de la infancia y de miradas hacia el futuro".

El lanzamiento del nuevo trabajo de Zenet, Si sucede, conviene, se producirá en septiembre, un mes cuya especial luz acompañará como un guante a las nuevas canciones del malagueño, que confiesa haber experimentado cierta «transformación y evolución a nivel personal» antes de plantear este álbum, en el que estos cambios internos podrán sentirse en temas como Fuiste tú, Merecía la pena o Prefiero, donde el crooner muestra una faceta «más bailable» e incluso próxima al folk, aspectos hasta la fecha inéditos en su repertorio.

¿Estamos entonces ante un nuevo Zenet? «No es que me vaya a poner ahora a cantar fandangos de Huelva, pero en este disco sí que hay nuevos campos sonoros. Dentro de que las canciones siguen siendo muy zenetianas, porque las formas que uno tiene no se abandonan nunca, sí es verdad que nos vamos un poquito al up-tempo (tiempos rítmicos más rápidos), y hay algunas cosas muy bailables. También hay canciones que caminan hacia terrenos como el pop latino, la balada brasileña e incluso el folk», confiesa.

Pero en Si sucede, conviene, su cuarto álbum –primero financiado a través del crowdfunding–, hay espacio para todo. Y Zenet sabe que sus seguidores le adoran tal y cómo sonaba en Los mares de China (2008), Todas las calles (2010) y La menor explicación (2012). «También hay canciones del Zenet de siempre, como la balada Qué será. Igualmente, el disco contiene una suerte de tango, que está dentro del universo Zenet, interpretado por la guitarra de Pájaro Juárez y la armónica de Antonio Serrano, que la hace sonar como un bandoneón. Lo cierto es que tenemos grandes contrastes en este disco», asegura.

Cambio interior. El malagueño responsabiliza de la exuberante sonoridad del álbum a la nueva base rítmica que le acompaña, encabezada por el batería y percusionista Moisés Porro y completada por el contrabajista Yrvis Méndez y los ya habituales Manuel Machado (trompeta) y Pepe Rivero (piano). Aunque quizás sea la transformación interior del cantante la causa más profunda en este nuevo rumbo que toma su carrera, ahora «más luminosa» gracias a haber abandonado «ciertos hábitos nocturnos» que poco o nada aportaban a su creatividad. «Aunque no he parado de hacer cosas, me he tomado un año sabático; ha sido un año de reflexión personal. Por eso este disco tiene un color más diurno, más vespertino. Ha sido un año de abandonar ciertos hábitos nocturnos, lo que ha producido cierta transformación y evolución a nivel personal. Y eso se nota muchísimo a la hora de componer. La verdad es que me siento como una persona nueva. He descubierto que hay otras muchas cosas en la vida, las pequeñas cosas, que son las que te llenan de verdad».

Zenet reconoce que el viaje no ha sido fácil, pero sí que ha merecido la pena. «Eran costumbres tan arraigadas en uno que son difíciles de cambiar. Y claro que hay que hacer un esfuerzo de voluntad grandísimo». El resultado de esta voluntad de cambio también se refleja en las letras de Si sucede, conviene –escritas por el maestro Javier Laguna– que «hablan del perdón, de recuerdos de la infancia, de miradas hacia el futuro... Incluso en algunas de las canciones hay como una especie de filosofía de regeneración». «Es como mirar de reojo hacia atrás pero con ganas de volver la cabeza hacia adelante y mirar hacia el futuro con fuerza», explica.

Factoría Zenet. Para hacer realidad su nuevo trabajo, Zenet abrió el pasado mes de marzo una propuesta de micromecenazgo en la plataforma Verkami para recaudar los 22.000 euros necesarios para entrar en el estudio. Y la respuesta de sus seguidores no pudo ser más satisfactoria: «Yo, que era un hombre de las cuevas, he descubierto la relación directa con los fans y he visto que hacerlo de esta manera es posible. Y es una maravilla. Teníamos un objetivo de 22.000 euros y logramos recaudar 26.000. Con ese dinero hemos pagado la producción del disco y casi la producción del primer videoclip. Estoy encantado con este proceso».

Esta nueva forma de actuar a nivel empresarial, ahora desde su propia empresa, Factoría Zenet, responde a la voluntad del malagueño de «seguir siendo independiente» y hacer lo que le «apetece». «Sigo estando con El Volcán Música, pero ya soy yo mi propia empresa». Su relación con los músicos malagueños ha sido una constante en su trayectoria –además de participar en el concierto de regreso de Tabletom, en 2012, Zenet ha colaborado con artistas como El Kanka y Dry Martina– y ahora asegura tener «algo por ahí» que le «gustaría cerrar». Lo dice con «la boca chica», para no interferir en las conversaciones, pero confiesa que se trata de Pasión Vega, a la que admira. «Siempre he querido hacer algo con ella».

Al igual que él mismo se siente regenerado y cambiado, considera que la política de nuestro país necesita un «cambio generacional y regeneracional». «Hay que regenerar y limpiar la política española. Y creo que estas elecciones pueden ser un buen momento para hacerlo». Ya lo dice el título de su disco, Si sucede, conviene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine