Entrevista al consejero de Cultura

´Los malagueños visitarán las obras del Museo en la Aduana en 2012´

Paulino Plata apuesta por incorporar la iniciativa privada a proyectos como el Parque de los Cuentos

08.05.2010 | 18:35
El nuevo consejero Paulino Plata, ayer en la sede malagueña de la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía.
El nuevo consejero Paulino Plata, ayer en la sede malagueña de la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía.

Enérgico y con las ideas muy claras. Paulino Plata puede presumir de su bagaje en el terreno político andaluz. Han sido trece años como consejero de la Junta y hace dos meses que regresó a la administración andaluza como máximo responsable de la cartera de Cultura. Apuesta por la entrada de la iniciativa privada en proyectos como el Parque de los Cuentos y la Residencia de Nuevos Creadores.

Llega a la Consejería con una amplia experiencia en otras carteras. ¿Qué aportará de su bagaje profesional a la cultura malagueña?
–Es un ámbito nuevo y lo estoy conociendo en estas semanas. El mundo de la cultura es apasionante, particularmente en Andalucía. Todo eso ha sido apoyado en estos últimos años. Estoy en esa fase de conocimiento del detalle y de empezar a generar nuevas ideas y propuestas. Lógicamente voy a continuar las políticas que se venían haciendo. Los años de gestión al frente de dos consejerías te dan un bagaje político y de funcionamiento de la propia administración, que ayuda a la entrada a este nuevo departamento. Estamos en una coyuntura muy complicada, en que es fundamental saber priorizar muy bien, para que las cosas no se resientan.

¿Cuáles serán esas líneas de trabajo para Málaga, donde hay muchos proyectos pendientes?
–Vamos a mantener los compromisos establecidos y se va a poner en marcha un plan integral de comunicación, para que todos los ciudadanos puedan conocer cuál es la agenda cultural en Andalucía, desde un punto de vista temporal y territorial. Queremos desarrollar esa simbiosis entre cultura y turismo, que puede ayudar a que ambas actividades estén en las mejores condiciones.

–¿Y cómo se puede vehicular esta relación entre turismo y cultura ante esta recesión económica?
–Queremos poner en marcha lo que se llama ´economía de la cultura´. En Málaga tenemos que conocer en detalle las aportaciones a la economía local de instituciones relevantes como, por ejemplo, el Museo Picasso. A partir de ese conocimiento van a surgir posibilidades de desarrollo de nuevas iniciativas económicas y nos va a permitir mejorar la gestión de las instituciones culturales, incorporando la perspectiva turística. Sobre las industrias culturales, vamos a intentar que su dimensión se incremente en los próximos años. Es nuestro empeño. Vamos a poner en marcha la elaboración de un plan integral de apoyo a estas industrias, para que se incorporen de forma rápida a las tecnologías de la comunicación y la información, o tratar que tengan el soporte técnico para ser solventes.

El proyecto estrella de la anterior consejera fue el Parque de los Cuentos. ¿Cuál va a ser el suyo?
–Mi principal proyecto estrella para Málaga es que los que están en curso mantengan su ritmo de ejecución y convertirlos en realidad. Si la economía nos permite llevar a cabo uno nuevo se hará, pero no quiero ser imprudente y poner sobre la mesa un macroproyecto sin que tenga el soporte financiero que garantice que sea una realidad.

El Parque de los Cuentos y la Residencia de Nuevos Creadores son equipamientos que siguen en los papeles. El compromiso era tenerlos listos en esta legislatura, pero ni siquiera han empezado las obras...
–Se enfocarán por la vía de proyectos que tengan encaje con fondos europeos destinados para innovación. De esta manera, tendremos la seguridad de que pueden seguir su curso, además porque son iniciativas donde es perfectamente posible desarrollar las tecnologías de la información y la comunicación. También queremos que esté la iniciativa privada. Es el momento de ensayar nuevas fórmulas de participación, desarrollo y posterior gestión de proyectos bajo un nuevo enfoque público-privado. La presencia de la iniciativa privada supone generar más economía, empleo y nuevas oportunidades. Es particularmente necesario en este momento.

Las obras en el Palacio de la Aduana avanzan a buen ritmo. ¿Se mantiene la fecha de apertura del Museo de Málaga para 2012?
–La remodelación del Palacio de la Aduana es un proyecto precioso. El otro día, cuando tuve oportunidad de visitarlo, me di cuenta del buen diseño que se ha hecho. Se está avanzando al ritmo previsto y la Junta está trabajando en el programa museológico de las piezas que se exhibirán en el Museo. Ambos proyectos siguen su curso y se mantienen las fechas que se habían previsto. Mientras, vamos a intentar con el Ministerio de Cultura de ponernos de acuerdo para que los fines de semana los ciudadanos puedan ver este magnífico edificio y empiecen ya a disfrutar del que será uno de los mejores museos de España. Será una oportunidad para que todos los malagueños nos enamoremos de ese Museo.

¿Cuándo serán estas visitas?
–Se lo plantee a la ministra después de la visita que hicimos al Museo y le pareció muy bien. Ahora estamos en contacto con la Subdelegación del Gobierno para articular ya estas visitas, que sean con contenido cultural. Vamos a hacer una exposición sobre el Palacio, las obras y el resultado final. Una de las cosas más importantes en la vida de las ciudades es generar vínculos emotivos entre los ciudadanos y su patrimonio. La cultura como elemento de identidad es otro aspecto que queremos cuidar. Tenemos que intentar que los malagueños empiecen a querer ya al futuro Museo de Málaga.

–El Museo Picasso Málaga ha iniciado una nueva etapa, pero sin embargo aún no se ha producido la ansiada participación de la Casa Natal.

–El Museo Picasso es una demostración del impulso de la actividad cultural malagueña y de proyectar esta ciudad en el ámbito nacional e internacional. Prueba de ello es que desde que se creó ha sido visitado por casi tres millones de personas, muchos de ellos extranjeros. Las modificaciones que se han producido son muy acertadas y tratan de simplificar el funcionamiento de las instituciones que dan soporte jurídico, administrativo y económico a la pinacoteca, para que haya más eficiencia y haya más dinamismo en el desarrollo de actividades culturales. Respecto a la presencia de otras instituciones, todas han mostrado su disposición a participar en el Museo Picasso y se trabajará en ello.

Málaga y Córdoba aspiran a ser Capital Europea de la Cultura 2016. ¿Qué opina sobre la apuesta de los políticos por una u otra candidatura?
–Esta cierta rivalidad no ayuda a ninguna de las dos ciudades. Hay un antecedente en dos ciudades alemanas, que se enzarzaron en una pelea y al final fueron descalificadas. Hay que evitar sacar provecho político de esto, porque perjudica a lo que es únicamente importante, obtener la Capitalidad para una ciudad andaluza. Es más, creo que es posible la colaboración y yo estoy trabajando en el desarrollo de estas líneas, que son posibles y deseables. Quienes trabajen para fomentar los enfrentamientos, allá ellos; la Junta trabaja porque haya un trato igualitario para lograr la candidatura.

El gran evento cultural de los próximos dos años será ´20 años bajo la mirada de Picasso´. ¿Cómo van los trabajos?
–Lo único que puedo decir es que nuestro interés es que esos veinte años se celebren como merecen. Hay ya nombrado un responsable en el seno de la empresa del Instituto Andaluz de las Artes y las Letras y está trabajando en estas cuestiones. Sin duda, todo estará listo para el 25 de octubre.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga