Anuario 2012 | Junio

La viuda de España se sienta en el banquillo

El juicio a Pantoja suscitó una descomunal atención mediática y estuvo protagonizado por la tensión

 08:02  
 La artista Isabel Pantoja a la salida de la Audiencia Provincial de Málaga.
La artista Isabel Pantoja a la salida de la Audiencia Provincial de Málaga. EFE

j. A. Sau ­El 28 de junio pasado arrancó el juicio a Isabel Pantoja, Julián Muñoz, Mayte Zaldívar y otras siete personas más por un presunto delito de blanqueo de capitales. En concreto se trata de una pieza separada del caso Malaya contra la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella. En los meses anteriores a la vista, la propia cantante se encargó de calentar el ambiente comparándose con la infanta Cristina, cuyo marido, Iñaki Urdangarin, está imputado en el caso Nóos. Si la princesa no sabe nada, yo tampoco, vino a ser el argumento de la cantante, y no iba descaminada, porque para que exista blanqueo quien lava el dinero no sólo debe hacerlo, sino saber que se trata de una suma sucia. Y si Cristina de Borbón era miembro de una sociedad de su marido y no se le imputó, a Pantoja, novia de Julián Muñoz, con el que no compartió sociedad alguna, ¿por qué sí se le detuvo y ahora está sentada en el banquillo?

Su declaración llegó ya después del verano, la más esperada sin duda del año. No contestó a las preguntas del fiscal, pero sí dejó claro que ella jamás fue mantenida por el exregidor de Marbella, sino que fue ella la que le puso un sueldo para que realizase labores menores de representación. Ella era quien le daba el dinero. Además, él no estaba autorizado en sus cuentas. Y concluyó: la cantante afirmó que compró el apartamento del hotel Guadalpín con dinero en metálico que tenía en su casa. También fue ella la que se hizo con La Pera.


Especiales de La Opinión

Viaje a la Málaga Milenaria

La Opinión de Málaga analiza cada quince días un yacimiento de la provincia. Cerro del Villar, Marbella, Bobastro... descubre los tesoros arqueológicos de Málaga

 

NOVELA 'Eva', la segunda entrega de la saga de Lorenzo Falcó, traslada al detective a Tánger, en un episodio que transcurre en marzo de 1937


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Objetos frágiles', de Ines Mendoza 

ADEMÁSCésar San Juan Guillén: 'Beatlefilia', una pasión sin medida | Enrique García Martín: Una carta de amor al español | Las variaciones de Rachel Cusk | Kingsley Amis: El joven airado y el viejo iracundo


Suplemento especial



Enlaces recomendados: Premios Cine