Gira sudamericana

Un gran Málaga remonta ante el Peñarol en el Centenario (1-3)

Los de Javi Gracia, con 10 por expulsión de Recio, firman tres goles en 20 minutos por medio de Cop, Duda y Rosales

02.08.2015 | 14:10
Miguel Torres

FICHA

1-Peñarol. Guruceaga; Viera, Valdez (Píriz, 46´), MacEachen, Rodales; Nández, Aguiar, Matías Rodríguez (Aguirregaray, 56´),Novick (Palacios, 59´); Ifrán (Valverde, 56´) y Zalayeta (Leyes, 69´).

3-Málaga CF. Kameni; Torres, Albentosa, Weligton, Juan Carlos (Rosales, 46´); Tissone (Recio, 46´), Juanpi (Amrabat, 61´); Horta (Cop, 61´), Duda, Tighadouini (Fornals, 76´), y Charles.

Goles: 1-0, Ifrán (25´); 1-1, Cop (72'); 1-2, Duda (82'); 1-3, Rosales (89').

Árbitro: Jonathan Fuentes. Amonestó a Weligton, Duda, Rosales, Aguiar, MacEachen y Amrabat. Expulsó a Recio por una entrada a la altura de la rodilla a un rival y a Leyes, por un codazo a Weligton.

Estadio: Centenario de Montevideo (20.000 espectadores).


Tres goles en menos de 20 minutos, justo cuando el equipo se había quedado con 10, por expulsión de Recio, sirvieron ayer para que el Málaga se despida de su gira por el otro lado del Atlántico con una victoria de prestigio en su currículo, ante un rival del postín y en un escenario histórico en el que ya solo poder jugar es un premio.

El Peñarol de Montevideo y su estadio Centenario asistieron ayer a un buen partido del Málaga, el último de esta gira sudamericana. Sobre todo bueno en el esprint final, cuando supo «arreglar» con pegada y contundencia un marcador que al descanso señalaba un 1-0 en contra inmerecido por lo que unos y otros demostraron sobre el césped de la capital uruguaya.

Cop, Duda y Rosales fueron anoche los goleadores. El ariete croata ha caído de pie en el Málaga CF. Con muy poquito es capaz de definir. Por arriba y por abajo. Es una de las revelaciones de la pretemporada. Su gol de ayer fue de «9». Estaba donde tenía que estar en el momento en el que tenía que estar. El «abc» de un goleador.

Duda hizo el 1-2 al materializar de forma magistral una falta desde fuera del área. El guante de seda que tiene el portugués-rinconero en el pie izquierdo colocó el balón en la escuadra de la portería uruguaya. Imparable. Y por cierto, el luso jugó los 90 minutos, discutiendo los comentarios de algunos que dicen que no está para más de 45. Ayer, es más, fue de los mejores.

El último gol en pleno festival blanco y azul fue de Rosales, que llegó corriendo por su carril para empalar el balón que acabó en las mallas de Guruceaga. No es su hábitat natural, pero el venezolano remató con fuerza y colocación en el último minuto del choque.

El croata, el luso y el venezolano fueron los que marcaron, pero buena parte de gloria debe llevársela también Amrabat, que volvió loca a la defensa del Peñarol. Escorado en la banda izquierda, el marroquí dio por saco los 30 minutos que Gracia le dio de partido. Fue el asistente del 1-1 de Cop y participó en cada jugada de ataque que hizo el Málaga. Se quedó sin marcar, pero no le hizo falta para firmar media hora de auténtico crack.

El partido fue de menos a más. Algo aburrido en la primera parte y más movido, sobre todo al final, en los segundos 45 minutos.
Javi Gracia eligió esta vez un once inicial en el que había muchos «presuntos» titulares del mediocampo hacia atrás, pero en el que se guardó a varios de sus primeros espadas de la zona de creación y remate.

El Peñarol llevó el ritmo en el arranque. El equipo uruguayo, más rodado y menos cansado, quiso la pelota e hizo correr al Málaga de un lado al otro. Eso sí, sin poner en aprietos a Kameni.

Fue el Málaga, de hecho, el primero en tener una oportunidad clara de gol. Thigadouini remató en el 12´ desde dentro del área grande, pero su disparo se encontró con el portero del cuadro carbonero. Otro aviso de Duda, que disparó seco por encima del larguero de Guruceaga, fue el último susto que dio el Málaga antes del gol del Peñarol.

El exrealista Diego Ifrán cogió la espalda a la defensa albiceleste en un pase medido que terminó con el primer gol de la tarde. Kameni tocó el primer disparo a bocajarro de Ifrán, pero el rebote favoreció al ariete, que remachó de cabeza casi sobre la misma línea de gol.

El Málaga no acusó el golpe. Más bien al contrario, mejoró con el marcador en contra. Tuvo más el balón ante un rival que se limitó a esperar el error, agazapado delante de la frontal del área defendida por su joven guardameta.

Los albicelestes merecieron el empate antes del descanso. Juanpi, en un disparo duro con la zurda, y Charles, con un remate de tijera espectacular, rozaron el 1-1 antes del intermedio, pero el balón no entró en ninguno de los dos intentos.

Gracia le dio la manija del equipo a Recio tras el paso por los vestuarios. Poco tardó el Málaga en volver a avisar en la reanudación. Hasta dos oportunidades claras tuvo en menos de un minuto el equipo de Martiricos. Charles y Recio buscaron un gol que no acababa de llegar.

Como el jueves en Buenos Aires, al Málaga solo le faltaba definir con acierto para certificar su dominio sobre el césped. Gracia decidió entonces meter al mismo tiempo a Amrabat y Cop para juntar en el campo a sus tres delanteros –junto a Charles–, la última media hora. Y ése fue el principio de todo lo que vino después.

Ni siquiera la expulsión de Recio en el 70´ pudo con un Málaga decidido a no volver a España desde Sudamérica con otra derrota. Solo dos minutos después de quedarse con 10 llegó el empate. Amrabat se fabricó una ocasión desde la parte izquierda del ataque albiceleste. Peleó un balón, que centró a la frontal del área chica, en la que el croata Cop esperaba con la caña.

El 1-1 con uno menos fue una inyección para el equipo de Gracia. Los malaguistas no se conformaron. Quisieron más y el premio llegó a 8 minutos del final a balón parado. La zurdita mágica de Duda colocó el balón en la escuadra izquierda de la portería de Guruceaga, tras una falta unos pocos metros fuera de la frontal del área.

Con el Peñarol intentando llevar el partido a los penaltis, llegó la sentencia, en el último minuto, con una contra que definió Rosales con acierto.
Se acabó la gira. Los resultados, como se suele decir, son lo de menos. Lo más importante son las sensaciones. Y son bastante buenas.



El equipo inicia hoy la vuelta a casa

Una vez que finalizó el encuentro en el Estadio Centenario de Montevideo entre Peñarol y Málaga y el conjunto Javi Gracia recogió el trofeo que le acreditaba como el ganador, tanto los jugadores de la plantilla como equipo técnico pusieron fin a la gira que el club de Martiricos ha hecho en Sudamérica. Así, tras el 1-3, el conjunto albiceleste dejó atrás tierras uruguayas rumbo a España. Sin embargo, la inexistencia de vuelos que conecten de manera directa Uruguay con España provocó que la expedición malaguista se viese obligada a regresar a Argentina para pasar la noche en Buenos Aires. De la misma manera en la que se organizó el viaje de ida la semana pasada, todo el plantel malaguista se dividirá en dos turnos para viajar hasta la capital de la Costa del Sol. El Málaga CF embarcará hoy mismo en el bonaerense aeropuerto de Ezeiza y viajará durante todo el día hacia Madrid. Ya en la capital española harán trasbordo para aterrizar en Málaga mañana a primera hora, la llegada está prevista para las 9.30 horas.
Mar Bianchi. málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine