Tribunales

El juez abre el trámite para vender los activos de Aifos en los hoteles Guadalpín

No se trata de los edificios, sino de algunos inmuebles, solares, zonas comunes y determinados locales, entre otros – Los interesados en hacer una oferta deberán consignar una fianza de 150.000 euros en el juzgado

10.04.2015 | 05:00
Imagen del Hotel Guadalpín Marbella.

El titular del Juzgado número 1 de lo Mercantil de Málaga, Antonio Fuentes, ha emitido un auto en el que da luz verde al inicio de los trámites de venta de los activos que la promotora Aifos, ahora en fase de liquidación tras su proceso concursal, posee en los complejos hoteleros Guadalpín Marbella y Guadalpín Banús, las joyas de su corona.

No se trata, explicó ayer el letrado Carlos Cómitre, de la venta de los hoteles, sino de los activos que Aifos tiene en lo mismos, ya que hay otras sociedades y bancos dueños de diversas partes de ambas propiedades. El juez da su ok a la enajenación, por ejemplo, de determinados apartamentos, solares, zonas comunes o locales concretos, eso sí, la subasta deberá hacerse en bloque.

La administración concursal llegó a un acuerdo con una sociedad que iba a comprar esos activos y luego pidió autorización al juez, pero ante esta operación se interpusieron numerosos escritos alegando en su contra.

El togado ve «llamativo» que se hagan coincidir el plan de liquidación, aún sin aprobar, y esta solicitud, por lo que opta por hacer «un traje a medida» a este proceso de venta.

«El objeto de la venta deben ser los bienes que Aifos posee en los complejos hoteleros Guadalpín Banús y Marbella, todos ellos así como los anejos a estos espacios físicos». Es decir, precisa Fuentes, «lo que se pretende vender es todo aquello que Aifos posea en las unidades citadas hoteleras y en terrenos o espacios ajenos o linderos» que sean estrictamente necesarios para el desarrollo de la explotación o su futura ampliación.

En Guadalpín Marbella ahora no hay actividad, pero sí en Banús, que explota una tercera empresa. «Ésta está actualmente en funcionamiento con un buen número de trabajadores», pero el fin del juzgado y de los administradores concursales no puede ser velar por estos empleos ni por la actividad ni por los otros copropietarios, mal que le pese al juez, sino «procurar que se obtenga la máxima cantidad de dinero posible por los bienes de Aifos, ya que con ello es con lo que se procurará pagar a los miles de acreedores que, por desgracia, han quedado atrapados en este concurso». Es más, recuerda que si Guadalpín Banús sigue abierto es gracias a su empeño, tras «bregar» con aquellos que, precisamente, más interesados deberían estar en que continuara el desarrollo del negocio.

Así, para favorecer la concentración de la propiedad que facilite el desarrollo del uso hotelero, la oferta habrá de ser conjunta sobre los bienes. Por ello, el magistrado da una serie de plazos: del 13 de abril al ocho de mayo, los ofertantes podrán solicitar a la administración concursal el dossier informativo, pero para ello deberán depositar 150.000 euros que luego les serán devueltos si no se presenta una propuesta.

Entre el 11 y el 13 de mayo, se enviarán las ofertas al juzgado identificando lo que se pretende adquirir y el precio de cada cosa; el 14 de mayo, a las 11.00 horas, el secretario abrirá los sobres, y luego los administradores emitirán un informe valorando las solicitudes, tras lo que el juez decidirá cuál es la mejor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine