Caso Malaya

Yagüe dice ser víctima de un "chantaje" del empresario que le hizo la obra

La exalcaldesa señala en la última sesión del juicio al administrador de la constructora Copasur, Alberto Piñana

05.07.2017 | 18:22
Yagüe dice ser víctima de un "chantaje" del empresario que le hizo la obra

La exalcaldesa de Marbella Marisol Yagüe ha dicho hoy en la última sesión del juicio que el administrador de la empresa constructora Copasur, Alberto Piñana, intentó hacerle un chantaje y que debido a que no accedió se ve sentada en el banquillo de los acusados.

En su último turno de palabra, Yagüe ha asegurado que el noventa por ciento de las cosas que se han dicho en la vista oral son mentiras y que "nunca" ha hecho nada ilegalmente que pudiera afectar a los intereses del pueblo de Marbella.

La exregidora ha pedido al tribunal que examine todas las pruebas y ha insistido en que Piñana al comprobar que no iba a conseguir de ella dinero municipal le quiso hacer un chantaje, al tiempo de que ha alertado de que no es la primera vez que hace cosas así "este personaje".

"Soy culpable de no haberme dado cuenta del personaje que era", ha lamentado.

Yagüe se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de prisión y nueve años de inhabilitación absoluta por un delito de malversación de caudales públicos, después de que hoy el fiscal haya retirado la acusación de nueve años de inhabilitación para empleo o cargo público por prevaricación administrativa por omisión.

En el procedimiento hay otros tres acusados también procesados de malversación de caudales públicos, el entonces concejal de Obras, Vicente Manciles, y dos técnicos municipales,
Uno de los técnicos acusados por el fiscal, Luis Angel Maté, ha ha acusado a Alberto Piñana de querer intentar saquear el Ayuntamiento de Marbella porque pensaba que "era su cortijo" y ha destacado que tuvo "gran maestro".

Ha recordado que siempre reconoció haber realizado como amigo un plano a Yagüe para unas obras que iba a realizar en su vivienda, pero ha destacado que lo hizo fuera del trabajo, a nivel personal y que su único papel en esta historia ha sido la de "evitar un saqueo".

El técnico ha lamentado las numerosas mentiras que han vertido en el juicio y ha pedido al tribunal que las investigue porque, a su entender, se ha producido delito de falso testimonio, al tiempo que ha recalcado que Piñana los ha querido "enredar a todos", en un procedimiento que llevan sufriendo doce años.

El fiscal ha mantenido la acusación de que Yagüe quiso reformar su vivienda con material de construcción del almacén municipal situado en Las Albarizas, Marbella, "a sabiendas de que iban a ser utilizados para fines ajenos a lo público".

El letrado de Yagüe durante su alegato final ha asegurado que los testigos de cargo no tienen credibilidad y que el empresario que realizó las obras a su cliente "montó un circo particular", porque "quería obtener dinero como fuera" y "tenía a la alcaldesa a la que le estaba haciendo obras".

"Creó una maniobra para hacer una amenaza real y pública", ha criticado el letrado, al tiempo que ha dicho que "esta maniobra es la causante de esta causa penal".

El resto de abogados han mantenido la misma línea y han lamentado las numerosas contradicciones en las que han incurrido los testigos, todos vinculados laboralmente en algún momento con el empresario, y uno de los letrados, Pedro Apalategui, ha dicho que ha echado de menos el falso testimonio como delito.

Yagüe se convirtió en 2003 en la primera alcaldesa de Marbella tras doce años como edil del fallecido Jesús Gil y en sustitución del entonces alcalde Julián Muñoz y actualmente cumple condena por el caso Malaya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine