Entrevista a José Macías, gerente de Toyota Cumaca Motor.

"Un Toyota te permite hacer 100.000 kilómetros con ocho horas de taller"

Macías defiende la fiablidad de la marca japonesa y destaca su liderazgo en el diseño de vehículos híbridos

03.10.2016 | 17:16
José Macías posa en su despacho con algunos recuerdos de los circuitos de fondo.

La trayectoria de José Macías parece sacada de un libro. Ligado al sector del automóvil desde los 16 años, ha pasado por todas sus facetas. Vinculado al mundo de la competición, corriendo tanto en el mundo de los Rally como en circuito cerrado, establece un puente directo entre las carreras y la carretera. "La competición es la base y el banco de pruebas de todo coche que va a la calle", asegura. Como gerente de Toyota Cumaca Motor, defiende, por encima de todo, la honradez de la marca. Una forma de hacer vehículos, explica, que se remonta a la propia idiosincrasia japonesa. Cuando el sector se ha subido de lleno a la ola del vehículo eléctrico, Macías recuerda que "Toyota lleva ya 14 años trabajando en el híbrido". El nuevo Prius 4, nuevas irrupciones en el segmento SUV, ventajas e inconvenientes de internet, modas en el sector...Macías hace un amplio recorrido a la propia marca en sí y no rehuye de despachar su experiencia de varias décadas al frente de un concesionario. Además, recuerda, que la emoción también puede venir de recorrerse 1.000 kilómetros con un solo tanque.

Si usted le pregunta a un cliente por la razón que le ha llevado a decidirse por un Toyota, ¿cuál es la respuesta que le gustaría obtener?
Primero, me gustaría agradecerle la confianza que ha depositado en Toyota y luego en Cumaca, como representantes de la marca. Luego, que nos recuerde que Toyota es una marca reconocida y el primer fabricante de automóviles a nivel mundial. Que nos hable de calidad, de buen funcionamiento y del coche europeo más logrado a nivel de turismos y todoterrenos a nivel europeo.

¿Cree que la ecuación mucho coche por el precio pagado se aplica a Toyota?
Yo creo que la calidad de Toyota es superior al precio. El cliente que elige a Toyota, hace bien.

¿Cómo describiría la esencia de la propia marca?
Toyota es una empresa que nace de un fabricante vinculado a la familia Toyoda. Los conceptos que tienen del honor y del buen producto está muy relacionado con la propia idiosincrasia de los japoneses que todos conocemos. Esto lo han llevado a la práctica a la producción del automóvil. Producen unos coches cualificados, duraderos, donde no se rompe nada. A nivel de transmitir el sentir japonés, lo emplean en toda la empresa.

Toyota inspira funcionalidad y corrección. ¿Cree, sin embargo, que un Toyota también puede llegar a emocionar?
Es muy difícil llegar al gusto de todos los clientes. El emocionarse depende del cliente. Tú puedes comprarte un Smart y decir, mira, que coche más pequeño y emocionarte. Tenemos que ver si hablamos de un coche emocional en el sentido estricto, o de un coche emocional para que te lleve al despacho, que te permita hacer muchísimos kilómetros. Un Toyota te permite hacer 100.000 kilómetros con ochos horas de trabajo de taller. Qué me diga una marca europea que tenga en la calle un coche con ocho horas de trabajo.

Si le pregunto por el Toyota Yaris, ¿qué cuota de mercado ocupa dentro de sus ventas en Málaga?
Tranquilamente estamos en un 10 por ciento. Es uno de nuestros coches más vendidos.

Cuando nos vamos al Auris, ¿qué puede ofrecer con respecto a sus competidores? ¿Qué hay más allá de lo que emerge como el típico vehículo familiar?
El Auris es el coche que tiene Toyota para el segmento C. Es el modelo más vendido de la gama Toyota y cumple con todas las expectativas que tiene este segmento. Es un coche que se plantea tanto en motorizaciones más pequeñas para consumo urbano, como en carrocerías y motorizaciones más grandes, como es el caso del Touring Sports, para dar cabida a exigencias superiores. El Auris es uno de nuestros pilares base, de lo que se conoce en Toyota como los modelos "core".

Vamos a la faceta deportiva de la marca, mucho más conocida en Asia que en Europa. ¿Por qué un modelo como el GT86, que ha recibido muy buenas críticas, apenas ha tenido acogida en el mercado español?
Tiene una explicación, y es que ese coche nació en plena crisis. El cliente de ese coche está entre los 20 y 30 años, que es donde más fuerte ha irrumpido. Por ello, ese coche no ha impactado. De hecho, en otros países de Europa, sí que ha habido una penetración.

Toyota tiene fuerte presencia en el mundo la competición. Le Mans, el mundo de los rally, estuvo en la Fórmula 1 durante mucho tiempo... ¿Cómo se plasma la experiencia de los circuitos en los vehículos comerciales?
La competición es la base y el banco de pruebas de todo coche que va a la calle. Si una marca realmente cree en su producto, lo saca a competir. Los primeros cinturones de seguridad se hicieron para la competición. Están los discos de freno, una serie de complementos aerodinámicos, flexibilidad en los chasis. Todo ese desarrollo viene de la competición. El cliente de a pie se beneficia de todo el desarrollo en la competición.

Ahora está muy de moda hablar de vehículos eléctricos y de la propulsión híbrida. Toyota, sin embargo, sacó el primer Prius en 1997.
Toyota lleva por encima del resto de los fabricantes porque lleva ya 14 años trabajando con el híbrido. Los demás, han reaccionado un poco tarde al desarrollo que tiene Toyota sobre los híbridos. Creen que es el futuro y están trabajando para ello. Toyota fue la primera marca que creyó en el híbrido.

¿Qué me puede decir del nuevo Prius 4? ¿Novedades? ¿Mejoras?
Sobre todo hablaríamos de la respuesta híbrida. Está completamente renovada con respecto a la anterior. No tienes aquello del híbrido primitivo. No se nota el salto del híbrido al motor. En el consumo, Toyota ha hecho pruebas en las que estamos en 2,5 litros en 100 kilómetros. El ahorro del combustible es tremendo y también si hablamos del factor medioambiental, por supuesto. Estamos hablando de un coche que te permite hacer 1.000 kilómetros con un tanque.

Con el futuro CH-R, ¿cree que Toyota está sobradamente representado en el segmento de los SUV?
Sí sí. Viene en ese segmento. Competirá con el Nissan Juke, con el Fiat 500X...Es un modelo que viene ahora a finales de septiembre y rompe un poco con la supuesta falta de diseño de los coches japoneses. Diría que tiene un diseño innovador y espectacular.

En general, ¿cómo se explica la creciente demanda de estos vehículos llamados SUV?
Son modas. Hay cierto hastío de ciertos modelos. Los fabricantes actúan muy bien porque tienen una manifiesta capacidad de tocar el mercado. Van sacando nuevos modelos, nuevos segmentos. Forma parte de la industria. Hace diez años, uno veía un coche blanco y pensaba en un taxi o en una ambulancia. Hoy, el 40 por ciento de los vehículos que se están vendiendo son blancos.

Actualmente, Toyota fabrica en Europa los siguientes modelos: Auris, Avensis, Yaris y Verso. ¿Podríamos decir que son a su vez los modelos de Toyota más vendidos por nuestras tierras?
Efectivamente, todos estos modelos coinciden con los que más se venden en Europa. Fabricamos en Turquía, Alemania, Francia y en Inglaterra.

¿Cómo ha cambiado la gestión de un concesionario en tiempos de internet?
En todo. Para bien y para mal. Lo más importante es la capacidad que tiene el cliente de acceder a la información. De tu casa, puedes tener un presupuesto de cualquier marca sin tener que levantarte del sofá. El cliente viene con el coche perfectamente aprendido. Esto en cuanto a vehículos de primera matriculación. En cuanto a los vehículos de ocasión, el hecho de que existan portales de compraventa ha hecho que la competencia se haya extendido a nivel nacional. La gente se desplaza sin ningún problema en busca de un vehículo.

¿Cuál es la ventaja de optar por un concesionario? ¿Qué puedo esperar como cliente si compro un coche en Cumaca Motor?
Comprar un coche aquí es tener nuestras instalaciones. No es lo mismo comprarse un traje en una esquina que hacerlo en el Corté Inglés. Aquí hay servicios añadidos, un trato preferencial. El cliente dispone de la posibilidad de probar un vehículo. Especialmente en Toyota, si tú no pruebas un vehículo híbrido, es difícil que se pueda compartir esa experiencia con el cliente. El precio en nuestro concesionario no es sólo el precio. Es también su seguro, su extensión de garantía y su programa de mantenimiento. Por no hablar de las posibilidades de pago y financiación que nosotros ofrecemos. Hay una cara detrás, una forma de expresarse, incluso un comportamiento que nosotros tenemos que cumplir.

La siempre mencionada importancia de fidelizar al cliente.
Es total. Nosotros mantenemos unos índices de fidelización bastante altos. Podemos decir que el 66 por ciento de los Toyota que hemos vendido, siguen viniendo a nuestro concesionario en la fase de post-venta. Eso quiere decir que la mayoría de la gente que compra un Toyota sigue viendo en el concesionario su taller de referencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine