Ocurrió hace dos años

Familiares de la menor que falleció en el canal de Álora paralizarán las obras

Los padres y la hermana de Mónica Gómez quieren impedir que "se pierdan pruebas" para el juicio

24.07.2015 | 09:52
Los padres y la hermana de Mónica, a la entrada de la zona donde se ejecutan las obras.

­Las obras de soterramiento del canal de Álora donde hace más de dos años perdió la vida Mónica Gómez, a sus 14 años, están en su recta final, tras cuatro meses de ejecución. La familia de la menor anunció ayer a La Opinión de Málaga que paralizarán las obras la próxima semana para evitar que «se pierdan pruebas» tras recibir en varias ocasiones la negativa de la Junta de Andalucía para llevar a cabo la realización del peritaje de las placas que cubren el canal.

Unas placas que vencieron bajo los pies de Mónica el 16 de marzo de 2013, cuando la joven cayó al agua y fue arrastrada por la corriente. El embovedado se rompió a su paso mientras cruzaba camino a su casa, en la barriada Paredones de Álora. Por ello, la familia quiere demostrar el «nulo» mantenimiento del canal, cuyas competencias pertenecen a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

«Yo le he dicho al perito que no voy a dejar de hacer el transvase del canal porque no me dejan peritar las placas ni el juez ni la Junta de Andalucía y no podemos demostrar que mi hija falleció por culpa de las pésimas condiciones en las que se encontraba el canal» lamentó Alonso Gómez, el padre de la menor.

Alonso informó a este periódico de que toda la familia participará en la paralización de las obras, así como vecinos y amigos del municipio «para evitar que se pierdan pruebas».

«Lo que quieren es destruir las pruebas, por eso queremos paralizar las obras para demostrar que ni nosotros ni mi hija tenemos la culpa de su fallecimiento como dice la Junta, porque la culpa la tiene la Junta por las malas condiciones que tenía el canal», señaló el padre de la menor, quien anunció que será el martes o el miércoles cuando formarán una barrera para impedir que prosigan las obras creando una barrera humana que permanecerá inmóvil «hasta que sea necesario».

«La Guardia Civil le dijo al juez en su día que había que peritar las placas para demostrar que realmente estaban en malas condiciones», recordó Gómez, para más tarde resaltar que «por eso paramos las obras, para hacer justicia, porque las placas están que se caen solas».

«No podemos permitir que la Junta se salga con la suya, encima de que nos echan la culpa del fallecimiento de mi hija, cuando tenemos servidumbre de paso», indicó Gómez, quien agradeció el apoyo recibido por los vecinos que les acompañarán en la protesta.

La familia de Mónica solicitó tras el suceso el soterramiento del canal: «estamos contentos por las obras, pero tampoco queremos que se pierdan pruebas».

Por otro lado, Gómez lamentó que la Consejería de Medio Ambiente les niegue indemnización en la propuesta de resolución de la reclamación de responsabilidad patrimonial por daños y perjuicios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine