En corto

El caso Manning

05.06.2013 | 05:30

El soldado Mannig muestra de manera ejemplar las íntimas debilidades del sistema, que por otra parte están relacionadas con una fortaleza, la del factor humano. Mannig era un jovencito al que tal vez la incapacidad para asumir la homosexualidad, la fragilidad de su físico, y la faz poco agraciada llevarían a enrolarse en el ejército. Su imagen está lo mas alejada posible de la de un bizarro militar. Pero de esas mismas contradicciones, como al frotar dos débiles palitos, saltó la chispa, que prendió un devastador incendio informativo que algunos llegan a asociar a las revoluciones de la llamada primavera árabe. Para el sistema, Manning es el villano absoluto, pero puede pasar a la historia como uno de los héroes de este tiempo. Aunque quizás se pudra en la cárcel (si el sistema no se deshace de él por medios más expeditivos), eso sólo serviría para hacer más luminosa su aureola.

Opinión

Agua cero

No llueve. La chica del tiempo repite el vaticinio: sol y más sol. Y de las obras pendientes...

 
 

LOLA CLAVERO

Las solteras

La violencia de género sólo la sufren las mujeres casadas o en pareja ¿acaso las solteras no?

 
 

JUAN GAITÁN

Hembra

Si finalmente sigues empeñada en que te violaron, si insistes en que no hubo consentimiento,...

 
 

EDUARDO LAGAR

La libertad en internet ha muerto

Las elecciones en 18 países fueron manipuladas a través de la...

 
 

PEDRO DE SILVA

Oficio de tinieblas

A esa hora justa en que un resplandor ilumina el cielo por Oriente, y son visibles sólo los...

 
 

LUIS GANCEDO

Cuando el rico quiere impuestos

Léase con atención lo siguiente: «Ni es justo ni sabio proporcionar...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine