En corto

Otro modo de verlo

17.06.2013 | 05:00

La intimidad de las personas siempre ha estado asediada. Al final la sociedad no es otra cosa que la organización de ese asedio: un sistema de círculos, controles, observaciones, miradas, juicios de unos sobre otros. A la compilación de esos juicios se la conoce como moral. Todo acechante o cuchicheador es un moralista, aunque ni él mismo lo sepa. Frente a todo eso se ha inventado la intimidad. Ahora la nueva amenaza a la intimidad está en la nube, un depósito ilimitado de todo cuanto hablamos, escribimos y hasta pensamos, pues la línea de puntos que une lo que hemos buscado a lo largo de una vida en Internet dibuja nuestra alma, las pulsiones visibles y secretas de una mente. Nos vamos enterando de que ya está al alcance del gran poder ordeñar esa nube, y saber todo de cada uno. Nuestra intimidad quedará almacenada para siempre, pero ¿no es un modo también de inmortalidad?

Opinión

Cuánto duraba un beso a los 15 años

Hay unos 300 chavales de esa edad en la sala grande de los cines El...

 
 

LUIS RUIZ PADRÓN

Neolengua

Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? ¿Por qué llaman rehabilitación a lo que es un...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Marbella y la librería Mata

Sus fondos eran perfectos y tenían la capacidad de conseguir rápidamente cualquier libro que el...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

Buen profesional, profesional bueno

¿Qué profesionales entrega la institución universitaria a la...

 
 

MATÍAS VALLÉS

El PSOE los envía a la cárcel

Baja levemente la tensión en Cataluña, y de inmediato se recrudece un...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

El arte como trofeo

¿Quién puede presumir de tener en el salón de su casa nada menos que un cuadro salido de la...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine