En corto

El secreto de la literatura

27.01.2014 | 01:09

Cuando imposta la voz en lo que escribe, o sea, cuando se deja poseer por su personaje literario y ejercita su arte o estilo propio, el escritor casi nunca es entendido, de modo tal que lo que dice o cuenta no coincide con lo que el lector lee y entiende. De este modo podríamos decir que el estilo es una especie de jerga que aleja al sacerdote de los fieles, creando una distancia. Ahora bien, esa misma distancia entre el polo emisor y el receptor es la que permite que salte la chispa, y aparezca otra cosa, que es en lo que consiste la creación. Una vez que el lector entra en resonancia con otros, y aparece la masa de lectores (grande, pequeña, ínfima, da igual), ésta llega a un consenso interno sobre lo que debe entenderse en un escrito, y una vez emitido el dictamen lo propio del escritor es que se rinda al veredicto y asuma que la literatura descansa en malos entendidos comúnmente aceptados.

Opinión

La idea del auditorio

Hay que mantener viva la idea del auditorio, dicen. Sí, las ideas es que si no se mantienen...

 
 

JAVIER MURIEL NAVARRETE

No somos todos los que están

Sí, hola, perdona, seguro que no te acuerdas de mí. Soy el niño que...

 
 

GABY BENEROSO

24 de noviembre, fun, fun, fun

Hoy me he dado un golpe zumbón en la cabeza, que me ha devuelto el...

 
 

PEDRO DE SILVA

La conjura

De haber triunfado la secesión, los vencedores contarían todo lo sucedido como fruto de la...

 
 

IGNACIO HERNÁNDEZ

Que suene la flauta

La música es una de las manifestaciones más excepcionales del individuo ya que consigue...

 
 

JUAN ANTONIO MARTÍN

Si fueran de Cai no habría ocurrío

Los escenarios tienen alma. ¿Por qué no iban a tenerla? El alma de...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine