La señal

El sí de las niñas

23.08.2015 | 05:00

Eso de decir que «las niñas iban con las bragas en la mano» es poco, aunque es generalizar, ¿y en la otra? Teresa Porras se ha quedado corta y lo sabemos pero€ no es políticamente correcto, y así nos va llamando a las cosas con otro nombre. Pero si España es un país en bragas, ¿para qué andar con tantas delicatessen? Mientras, piden 66.000 euros en multas -por daño moral a la titular de Instrucción 2- para los 11 acusados de injurias a la jueza de la falsa violación de la feria del pasado año. ¿Y la falsa acusadora, la que no fue violada sino que pidió que€?, ¿tuvo la debida censura social, incluida la feminista? Silencio en la noche.

Se habla con mucha ignorancia de muchas cosas, como de los españoles que se han tenido que marchar del solar patrio a buscar trabajo a Deutschland. Pues bien, son 29.910 españolitos en 2012, cifra inferior a la de otros países, no es para tanto, camaradas.

Pero aquí quienes se cubren de gloria son, en esta ocasión, los cocos (CCOO), que se instalan en Andalucía en números rojos (cada ficha tiene un color). El sindicato ha despedido a 95 trabajadores en el transcurso de dos años, aplicando la reforma laboral que pusieron a parir. En la Feria de Málaga hemos tenido la oportunidad de ver una protesta de trabajadores ante la caseta oficial. Porque, eso sí, para caseta y arroces solidarios sí hay dinero. En Sevilla, Luis Carmona, con minusvalía, dice que lo echaron por criticar el ERE de 2013 y denunció al sindicato por acoso antes de que le dieran la patada en el culo. ¡Vivan los defensores de los derechos de los trabajadores!, ¡viva CCOO! Y se escucha un clamoroso e irreproducible estruendo al fondo. ¿Y tú qué piensas Antonio Herrera?, ¿qué va a ser de ti en Navidad cuando dejes la secretaría provincial?, cómo va a cambiar tu vida, de sindicalista a abuelo. Tempus fugit.

En la otra ala política, José Ramón del Cid (Torremolinos) es el diputado provincial con más patrimonio, 1.049.224 euros, no está mal, por delante de Elías Bendodo, con sólo 219.180. Estos datos le dicen poco a Hacienda, que tiene otros ítems y que en pleno verano ha desatado una campaña de comprobaciones y requerimientos que volaban las sombrillas en las playas como con fuerza de levante 20, que diría Federico Trillo, él dijo 5. Las llaman actuaciones habituales de control de la economía sumergida. Lo de sumergida debe ser por el chapuzón en la playa.
Otra cosa es lo de los tres hermanos de Málaga apresados el martes en Madrid cuando iban a atracar un banco. Ya habían actuado entre nosotros mediante butrones y después aguardaban al primer trabajador de la entidad para dar el golpe.

Tampoco tienen nada que ver con esto las amargas lágrimas –me acuerdo de Fassbinder y Petra von Kant- de Garbiñe, que organizó con todo amor un encuentro de la intelligentsia de Ciudadanos en la caseta El Portón pero, «por problemas de agenda», se anuló. Javier López Ruiz es el presidente de esta peña y fue candidato en las recientes primarias de Ciudadanos a presentarse al Congreso de los Diputados. Los cuchillos no han vuelto a la cocina. Será por eso que desde Barcelona no se ha contestado la impugnación de esas primarias por la presunta utilización por la candidata Irene Rivera de vídeo, imagen y base de datos del partido con clara desventaja de Ruiz. Además, unos veinte electores no pudieron votar porque el sistema no se lo permitió. ¿El Sistema?, eso es, el sistema. Al que, por cierto, se han incorporado los antisistema de Ahora Madrid, por ejemplo, que cierran sus cuentas de redes sociales al público para que no conozcamos las barbaridades totalitarias que han escrito. El error del PP es que tiene miedo a interactuar en las redes. Podemos cree que está con los amigos cuando tuitea. A éstos cabe citarles a Alexander Pope, rico, católico y enfermizo, quien escribía:

Entre todas las causas que conspiran para cegar
el errátil juicio del hombre, y extraviar su entendimiento,
la que manda con mayor prejuicio en la débil cabeza
es el orgullo, indefectible tara del necio.
Los quilates que la Naturaleza niega,
los compensa con sobra de orgullo,
pues en las almas, como en los cuerpos,
lo que carece de sangre y espíritu, lo infla el viento.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine