Barra libre

Los sacrificios para cumplir el déficit que llegarán tras el 20-D

13.12.2015 | 05:00

El Gobierno que se forme en España tras las elecciones generales del 20-D deberá abordar la revisión de los presupuestos generales de 2016, que no son creíbles a ojos de la Comisión Europea por el incumplimiento de los objetivos de déficit. Teniendo en cuenta que los partidos políticos con posibilidades de llegar a La Moncloa no prevén un incremento de la presión fiscal para aumentar los ingresos –todo lo contrario, los hay que anuncian bajadas de impuestos– la pregunta que cabe hacerse es: ¿qué sacrificios exigirá el próximo Ejecutivo a los españoles para cumplir con el déficit?. En la presente campaña electoral los partidos están despachando el tema aludiendo a la lucha contra el fraude –como si de mano no costara dinero incrementar el personal y los medios– o fiándolo todo a la recuperación económica, lo que parece una temeridad vistos los efectos que produce cualquier turbulencia exterior, aunque llegue de la lejana China o de cualquier país emergente.

Ni el Fondo Monetario Internacional (FMI) ni la Comisión Europea (CE) creen que España pueda cumplir este año y el próximo los objetivos del déficit, establecidos en el 4,2% del PIB para 2015 y en el 2,8% para 2016. Para el próximo año el FMI calcula que será del 3,1% y la CE lo eleva hasta el 3,5%, por lo que ya ha avanzado que pedirá al Gobierno de España que se forme tras el 20-N un nuevo borrador presupuestario para el año que viene. El que aprobó el Gobierno Rajoy pocos días antes de disolverse las Cámaras parece papel mojado. Si no se aumentan los ingresos –con las promesas de rebajas fiscales parece aún más difícil– habrá que incluir nuevos ajustes para alcanzar el objetivo de déficit. El desfase que calcula la CE es de siete décimas del PIB, lo que traducido a euros son más de 7.200 millones. ¿Habrá recortes en seguridad cuando aumenta la amenaza yihadista?. ¿En protección social cuando aún no se han restañado las cicatrices de la crisis?. ¿En la educación, en la sanidad o en la I+D+i?...

Aunque el PP ha tenido el cumplimiento del déficit como una de sus prioridades en los últimos cuatro años, en su programa electoral la preocupación ha desaparecido. Por su parte, PSOE y Ciudadanos se comprometen a pedir a Bruselas un poco más de margen para alcanzar los objetivos y Podemos pretende resolver el problema derogando el artículo 135 de la Constitución Española, que introduce el principio de estabilidad financiera. En ese caso, lo que se sacrifican son las relaciones con Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine