En corto

Coche roto, vida nueva

24.03.2016 | 01:58

Un amigo mío, cuando tiene cualquier accidente por pequeño que sea, se felicita por la porción de estadística negativa que ha consumido, pues según él todo el mundo tiene asignado un contingente de desgracia, y es mejor gastarlo en pequeñas dosis para que no se acumule el pasivo. Otro amigo, profesional de ciencias, dejaba de volar en avión un tiempo cuando consideraba que ya había hecho uso de demasiado riesgo. Fernando Alonso sigue otro método de cálculo, y dice que ha gastado una de sus vidas, pero también podría pensar, siguiendo el método anterior, que con su espectacular vuelo en Melbourne ha gastado una pastón de fatalidad. En todo caso las profesiones de alto riesgo no estan sujetas a la media estadística, pues el suyo no es el juego normal en que consiste toda vida, sino el gran juego, en el que cuanto más gastas más tienes, y si te vuelves ahorrativo es cuando lo pierdes todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine