Punto final

Dos revanchas pendientes o un reencuentro esperado

15.04.2016 | 01:24

El Atlético de Madrid aguarda hoy su rival en las semifinales de la Liga de Campeones entre las dos revanchas pendientes con Real Madrid y Bayern Múnich, los dos clubes que le privaron del título en sus dos finales en el torneo, o el esperado reencuentro con Sergio «Kun» Agüero en el Manchester City.

A sólo dos partidos de su tercera final de la Copa de Europa, son las tres opciones en la siguiente ronda para el equipo rojiblanco, que se superó de nuevo a sí mismo con un partido muy completo contra el Barcelona, al que primero golpeó con el 1-0, al que luego aguantó con ese marcador y al que sentenció con el 2-0 en el 87´.

A las 11.30 conocerá su próximo rival en semifinales, que se jugarán el 26 ó 27 de abril, la ida, y el 3 ó 4 de mayo, la vuelta. Con el poderoso conjunto alemán, la deuda viene de hace 41 años, desde la temporada 1973-74, en el estadio Heysel de Bruselas, cuando alcanzó su primera final en el torneo, aquel 15 de mayo de 1974 de triste recuerdo para jugadores y afición rojiblanca, cuando tuvo el título en su mano.

En el último suspiro de la prórroga, cuando el Atlético mandaba en el marcador desde el minuto 114 con un golazo de falta directa del legendario Luis Aragonés, se escapó el triunfo con un tiro lejano de Hans-Georg Schwarzenbeck, que batió a Miguel Reina. Fue un palo durísimo. No sólo por el desenlace de ese encuentro, sino también dos días más tarde, en el mismo escenario, en el duelo de desempate, sin opción rojiblanca y ganado por el Bayern de Gerd Muller, Uli Hoeness, Paul Breitner, Franz Beckenbauer o Sepp Maier por un contundente 4-0.

Una derrota cruel, como la que sufrió en su otra final de la Liga de Campeones, en 2014, frente al Real Madrid en Lisboa. El Atlético ganaba 0-1 con un cabezazo del uruguayo Diego Godín en el primer tiempo. Hasta el minuto 93, hasta que un testarazo de Sergio Ramos provocó una prórroga agónica y de final fatal para los rojiblancos.

En los treinta minutos extra, el Atlético, exhausto, fue doblegado con tres goles más del Real Madrid (4-1). De aquella final hasta ahora, en la plantilla rojiblanca permanece todo el cuerpo técnico, encabezado por Diego Simeone, y ocho futbolistas: Filipe Luis, Juanfran Torres, Diego Godín, Gabi Fernández, José María Giménez, Koke Resurrección, Tiago Mendes y Óliver Torres.

La otra opción es el Manchester City del argentino Sergio Kun Agüero; un reencuentro esperado y deseado por la afición desde hace años, desde que el atacante, autor de 101 goles en 232 encuentros oficiales y campeón de la Liga Europa y la Supercopa con el Atlético entre 2006 y 2011, anunció su deseo de irse del club rojiblanco.

Era la «hora de partir», según dijo él propio delantero en un comunicado nocturno en su página web oficial el 24 de mayo de 2011, dos días después de haber terminado la Liga y unas horas más tarde de haberse presentado en el Vicente Calderón para expresar su decisión «indeclinable» de marcharse del conjunto madrileño.

Una decisión que dolió mucho a la afición del Atlético. Agüero era la referencia, su crack en aquellos tiempos. Ahora hay más en el Atlético y, sobre todo, un equipo, el que ha dado el salto a las semifinales de la Liga de Campeones por segunda vez en tres años. En ese periodo sólo dos clubes han estado presentes en esta fase en cada una de las tres temporadas más recientes: Bayern y Real Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine