En corto

Galeotes

16.05.2016 | 05:00

Veo cruzar por el paso de peatones al niñito, de la mano de su papá, camino del cole. Puedo imaginarlo soñoliento, pues no trota, ni tira animoso de la mano, ni intenta a duras penas acompasar el paso al de su padre, ni ensaya un caminar suelto y autónomo, que muestre que la mano es innecesaria. Tal vez sea muy pequeño todavía para tales ensayos, y, aunque no remolonea, camina mirando al suelo, algo inclinado bajo la mochila. Me pregunto por su reacción el primer día en que se la pusieron sobre los hombros, como una silla de montar, metiéndolo con esa sencilla acción en el sistema, del que ya no saldrá en al menos dos décadas, para pasar al tramo siguiente. Sería seguramente de forma festiva, asumiendo la nueva responsabilidad con alegría, ya mostrada al ir a comprar los arreos. Se abre el semáforo, miro el reloj de la consola, veo que es algo tarde y me devuelvo yo también al sistema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine