En corto

Gracias a los dos

31.05.2016 | 05:00

Después de un desenlace, sea electoral o deportivo, resulta ya tediosa la cantinela de muchos comentaristas matritenses para explicarlo como algo esperable, fruto del destino o de alguna maldición. ¡Y todo –en este caso– por culpa de un balón al palo! Pero la pasión futbolera es así, y como se realimenta en circuito cerrado esas tonterías quedan impunes. Lo que en realidad se ha visto el sábado es un soberbio espectáculo de fútbol total, de lucha sin tregua y hasta la extenuación, que traslada a cientos de millones de espectadores del mundo el coraje y la voluntad de dos equipos de un país que desde hace años viene haciendo demasiados titulares con su crisis. En cuanto al resultado, no hace falta recurrir a la santería o al fatalismo, y si se hace dejémoslo en el determinismo económico: el presupuesto del vencedor triplica al del derrotado, que otra vez ha hecho una memorable proeza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine