En corto

Inválidos

26.07.2016 | 05:00

La frase «la imaginación al poder», de Mayo del 1968, es una contradictio in terminis, pues la imaginación en estado puro se evapora al alcanzar la temperatura del poder. Sin embargo cierta dosis de imaginación hace falta para la política, igual que un poco de osadía, y desde luego bastante decisión. Sin esas dosis no se puede hacer política ni ser político, del mismo modo que sin buen pulso no se puede ser cirujano, sin algún sentido de la autoridad es posible ser policía y sin cierta porción de fe no se debe meter uno a cura. O sea que lo que está en veremos en estos días, con la situación política bloqueada por la falta total de imaginación, osadía y decisión de los líderes, es si están capacitados para el ejercicio del cargo. Si no lo están, y conservan decencia, deben irse, dejando sitio a otros, que, viendo lo que le pasa al que no vale para el empleo, ya se ocuparían de valer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine