En corto

El sexo de los ángeles

03.09.2016 | 05:00

Uno de los géneros literario/mediáticos a los que tengo menos respeto es el que husmea post mortem en la sexualidad del artista de cualquier clase, desvelando episodios o tendencias que en vida del finado permanecían secretos, o al alcance sólo de personas de su círculo íntimo (¡caramba con la expresión!). No digo que la cosa carezca de importancia para analizar su arte, pues siendo el sexo uno de los motores primordiales de la vida lo es también de la creación artística, pero hay modos de hacerlo, y la más penosa es la que en el fondo se realiza con afán moralizante de uno u otro signo, es decir, bien para hacer del muerto estandarte de alguna posición avanzada, bien para rehabilitarle en la ortodoxia puesta en duda. Hay en esto algo del llamado detective huelebraguetas, algo de viejo confesor ensotanado y algo de cuchicheo de beatas tomando el té, mientras mastican pastas y moralina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine