09 de noviembre de 2016
En corto

Nada será ya igual

08.11.2016 | 23:55

Con independencia del resultado de la noche electoral, el efecto Trump ya se ha producido, al mostrar al mundo otra nación norteamericana que vive en su patio interior. Es posible que algo parecido ocurra en todas, y cada una guarde su alma verdadera bajo la alfombra del salón de recibir invitados, pero ninguna otra tiene semejante poder para mandar en el orbe, controlar los sistemas, proyectar su cultura y modo de vida, fascinar a las elites y a una mayoría que acaba copiando todo lo suyo, darnos envidia a ratos mientras nos ignora a tiempo completo, hacerse venerar sin necesidad siquiera de pedirlo. Visto lo que hay en el fondo de armario, haya logrado o no prevalecer anoche, conviene en adelante ser más precavidos, rebajar papanatismo, y, aunque sea por reacción, gustarnos algo más, aprovechando la vidilla posible en la periferia del Imperio, lejos de sus tinieblas interiores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine