En corto

Rusia, recapitulemos

16.01.2017 | 05:00

Serrano Suñer, ahora recuperado en un pastelito televisivo, proclama a mediados de 1941 ¡Rusia es culpable!, y da un empujón emocional a la División Azul, que entra allí en combate. Cuatro años después llega la victoria aliada, y Rusia obtiene (acuerdos de Yalta y Postdam) su zona de influencia en buena parte de Europa. El reparto funciona durante medio siglo, hasta que el bloque soviético empieza a desmoronarse. Descompuesta la URSS, y sin renegociar lo pactado, la OTAN avanza líneas hasta la frontera rusa, acabando con su imperio y zona de influencia. Desde ese momento, una Rusia humillada y en quiebra, pero con enorme potencial nuclear y táctico, se convierte en un Estado gamberro, que hostiga como puede las fronteras (Ucrania) y usa cualquier medio para hacerse respetar. Rusia es otra vez culpable, desde luego, pero para entender el último capítulo hay que recordar toda la historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine