Cartas al director

29.01.2017 | 01:17

No se le puede llamar arte

Los esfuerzos municipales y de otras administraciones por convertir la ciudad de Málaga en una gran urbe, más cosmopolita de lo que presume ser de siempre, se quedan en aguas de borrajas por culpa de la acción salvaje y descontrolada de una serie de personas que osan llamarse artistas callejeros. No dudo que algunos lo sean, pero una gran mayoría lo único que hacen es ensuciar muros, paredes y hasta monumentos con sus grafittis y firmas ilegibles. Actos vandálicos, en definitiva, que enturbian la imagen de la ciudad y que, de paso, cuesta mucho dinero de las arcas públicas que, con nuestros impuestos, llenamos los ciudadanos. El último ejemplo desgraciado, el monumemento a Picasso, en la plaza de la Merded.
Alejandro López. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

GUILLERMO BUSUTIL*

El huevo de la serpiente

En el nombre del padre se conversa la vida, no se la fratricida. Tampoco un inocente muerto, en...

 
 

JOSÉ LUIS SORROLLA

Un tal Hansen ...

El maillot rojo de líder de la Vuelta a España queda bastante lejos de sus aspiraciones, aunque...

 
 

LUIS GANCEDO

Productividad y desigualdad en el nuevo PIB español

España ha recuperado el nivel de riqueza de 2008 si por tal se...

 
 

EDUARDO JORDÁ

Lo que haremos las buenas personas

Pondremos una vez más Imagine en esa versión tan bonita...

 
 

PEDRO MACÍAS*

Valor, razón y fuerza

Tristeza, sí. Impotencia, también. Rabia. Asco. Hastío. Confusión....

 
 

Cartas al director

No hay neonazis buenosEs gravísimo: tras el enfrentamiento en Virginia de supremacistas...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine