En corto

La hora del cómic

16.02.2017 | 23:03

Hay algo falsamente tranquilizador en la estética del cómic, y es que en ella todo parece ir de broma, con lo cual la distancia de la realidad le resta dramatismo a la historia. En el registro narrativo más frecuente del cómic (al que me refiero) dominan la exageración, la fantasía, el trazo grueso en los perfiles, el simplismo en los valores, la condición rotunda de los hechos. Kim Jong-Un, líder supremo de Corea del Norte, es desde luego un personaje de cómic, pero no lo era menos, lo vemos ahora, su hermano mayor Kim Jong-nam, asesinado en Kuala Lumpur. Su caída en desgracia se produjo en 2001, tras intentar entrar con pasaporte falso en Japón para visitar Disneylandia-Tokio (donde alternaría con colegas del cómic infantil). En cuanto a Trump, otro personaje de cómic, aun no ha dado la medida de todas sus posibilidades, pero nos la acabará dando, si antes no acaba él con nosotros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine