Sol y sombra

Temperamento

01.08.2017 | 05:00

El regionalismo, que durante tiempo consistió en una moda patrocinada por las casas regionales, anima últimamente una explosión contagiosa de plurinacionalidad. La mitad, al menos, de la historia de este país la han pasado algunos españoles preguntándose dónde viven y qué es España. No porque la mayoría no lo tenga claro, que lo tiene, sino debido a que existe una minoría que siente la necesidad de reivindicarse patrióticamente planteando cada equis tiempo una cuestión de identidad y pertenencia. España hay quienes dicen, aunque esto no resulta fácil probarlo, que es la nación más antigua de Europa. Sí lo es afirmar que existe como resultado de un proceso histórico, lo mismo que sucede con tantas otras. Nació unida y tendría que continuar estándolo para seguir llamándose así. Desde luego no es una nación de naciones como dice Pedro Sánchez y medio PSOE, al que se ha sumado Ximo Puig. Con otro nombre podría llegar a serlo, pero no llamándose España. Se destacó durante décadas el empeño de los patriotas en clasificar a los hombres por países mientras los socialistas, ya ven cómo muda el pensamiento, se encargaban de reconocerlos por sus oficios. Julio Camba era partidario de clasificarlos por temperamentos. Los españoles, como decía el gran articulista gallego, llevan su españolismo en la sangre, en los nervios y en el hígado. Y así es. Admitiéndolo, sería bastante más fácil responder qué es España, y a los catalanes y valencianos les resultaría, a la vez, mucho más complicado excluirse de ella. La historia de las naciones se adultera con frecuencia. Por conveniencia, los separatistas catalanes, han convertido una guerra de sucesión en otra de secesión y se han quedado tan tranquilos. El temperamento, en cambio, no. El temperamento hace que los españoles y España resultemos inobjetables como pueblo. Por su culpa también nos cuestionamos a menudo, y de modo abstruso, qué somos y dónde estamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine