Ajax, un perro con medalla

El can, que veló por la seguridad de la familia real y evitó un atentado, ha recibido la distinción más importante

11.06.2013 | 19:30
Ajax, un perro con medalla

Ajax evitó un atentado al detectar una bomba lista para explotar en Mallorca en 2009, lo que le ha valido ahora el mayor reconocimiento internacional, aunque su trabajo siempre ha sido "impecable" y en "primera línea", velando por la seguridad de la familia real y del presidente del gobierno.

El pastor alemán, que tiene ya 12 años -unos 80 si fuera una persona- ha acudido este martes, un poco tímido y nervioso, a recoger la Medalla de Oro de la organización benéfica veterinaria líder del Reino Unido: People's Dispensary for Sick Animals.

Se trata de la máxima distinción que se entrega a un animal y equivale a la Cruz de San Jorge para ciudadanos que destacan por sus actos de valentía. Sólo cuentan con este galardón veintidós perros, de los que solo dos son de fuera del Reino Unido.

El que ha sido guía de Ajax desde que el can entró en la Guardia Civil en 2004 hasta que se jubiló en 2012, el sargento de la Guardia Civil Juan Carlos Alabarces Muñoz, le ha puesto orgulloso la dorada medalla.

Y es que Ajax "marcó" el 30 de julio de 2009 una bomba adosada a un coche, lista para explotar, en Palmanova (Mallorca) después de que ETA asesinara a dos guardias civiles, lo que permitió detonarla bajo control y evitar una masacre.

Ajax y el sargento Alabarces estaban en Mallorca porque en ese momento pertenecían al Grupo de Explosivos del Servicio del Rey y colaboraron en el rastreo que se lleva a cabo tras un atentado, hasta que Ajax se sentó junto a un coche, inmóvil. Había encontrado el artefacto.

"En ese momento ensimismado con tu trabajo y no piensas lo que puede pasar, porque te han seleccionado y te han instruido para eso", ha relatado el sargento al recordar ese día, en el Ajax, como de costumbre, se centró en localizar explosivos en espera de la única recompensa que esperan estos animales: el cariño de su amo.

"Esto se consigue con muchos ejercicios con él", ha explicado el sargento, que sonríe al reconocer que al perro simplemente se le premia "con caricias, con tu voz, jugando con su rodillo y con mucho cariño".

Ajax "siempre ha respondido muy bien" y se ha caracterizado por su capacidad de adaptación. De hecho ya contaba con una medalla del Ministerio de Defensa por su trayectoria.

"Lo más importante fue lo de Palmanova, pero la actuación de Ajax siempre ha sido impecable y ha estado en primera línea trabajando con la familia real y con el presidente del Gobierno... Y hasta ahí puedo hablar", ha bromeado el sargento.

Juan Carlos Albaraces sigue considerando a Ajax "su" perro, aunque hace más de un año que el can dejó el servicio porque "ya no era idóneo".

Ahora vive en un lugar tranquilo de Málaga "disfrutando de un merecido descanso del guerrero", ha dicho el sargento, que visita a menudo al perro y hace ejercicios con él "para satisfacción de ambos".

Hoy el pastor alemán, que conserva un largo pelaje brillante pero se veía algo cansado con el ajetreo del acto, no quería separarse de su guía y ha hecho un simulacro con él que, como no podía ser de otra forma, ha tenido un resultado positivo.

Ajax es capaz aún de detectar desde cientos de kilos de droga como unos pocos gramos, en un tiempo que depende de las circunstancias.

Enlaces recomendados: Premios Cine