Escándalo en la Iglesia

Acusan al cura español de grabar las conversaciones del Papa

La joven laica acusada también de las filtraciones acusa al sacerdote Lucio Vallejo Balda de ser el único culpable

04.11.2015 | 11:44
El sacerdote español Lucio Vallejo Balda.

Francesca Chaouqui, la joven italiana de 33 años acusada por las autoridades judiciales del Vaticano de haber filtrado documentos confidenciales y archivos reservados se ha defendido de las imputaciones alegando que ella nunca ha traicionado al Papa Francisco al tiempo que ha acusado al sacerdote español, monseñor Lucio Vallejo Balda, de registrar ilegalmente y a escondidas las conversaciones privadas entre el Papa Francisco y sus asistentes.

"Ha sido monseñor Balda el que ha hecho esas grabaciones, tengo las pruebas. Yo no sabía nada", ha declarado al diario italiano 'La Repubblica'. "No he traicionado jamás al Papa. No soy un cuervo", ha asegurado la laica italiana arrestada este fin de semana por el Vaticano que fue después puesta en libertad.

Para Chaouqui el responsable del delito de filtración de noticias del Vaticano es el sacerdote español que trabajaba en la Curia romana Lucio Vallejo Balda, que de momento sigue en una celda del Vaticano y puede llegar a ser condenado hasta a ocho años de prisión.

"Estoy colaborando con las autoridades. (...) Es el monseñor el que me ha implicado, está la cosa muy fea", ha afirmado Chaouqui.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine