Las cuentas del fútbol

"A la Liga le quedan cuatro años de primer nivel por la competencia de la Premier"

Entrevista al economista José María Gay de Liébana, uno de los mayores expertos en las cuentas de la Liga

07.10.2016 | 05:00
José María Gay de Liébana

José María Gay de Liébana ha analizado a fondo las cuentas de las cinco grandes ligas europeas y ha llegado a la conclusión de que el fútbol español está a punto de entrar en una etapa de decadencia por la imposibilidad de competir con la Premier. El fútbol inglés dobla los salarios de España y los jugadores no tienen presión del fisco sobre sus salarios.

­El fútbol es una industria que mueve miles de millones al año. Los equipos de la Liga han copado los títulos europeos en los últimos años, pero el economista José María Gay de Liébana advierte de que en cuatro años la situación va a ser radicalmente opuesta por la pujanza de la Premier. Gay de Liébana, que es profesor de la Universitat de Barcelona, asegura que la Liga no puede competir con la Premier porque en Inglaterra y Gales doblan los salarios y el fisco británico «no persigue a los jugadores como ocurre en España». El diagnóstico del profesor es que en tres o cuatro años ya no quedará ni una gran figura como Messi y Ronaldo, y apunta que ya hay jugadores de nivel medio que prefieren jugar en la Segunda División inglesa antes de que en la Primera División española. «En el Espanyol nos ha pasado. Varios jugadores han preferido irse a jugar en la segunda inglesa. El problema es la retribución media», señaló.

Gay de Liébana repasó la situación financiera de las cinco grandes ligas europeas –Premier, Bundesliga, Liga, Calcio y Ligue 1– en una conferencia la semana pasada y subrayó que el fútbol es una industria que arrastra una deuda de 14.192 millones de euros. Gay de Liébana lamentó que el problema de España «es que hay un personaje en Hacienda –en referencia el ministro Montoro– que está hundiendo al fútbol. Los futbolistas tienen complejo de delincuentes. Las estrellas ya no quieren venir al fútbol. Saben que en Gran Bretaña no van a tener problemas».

El profesor recordó que hace diez años la Premier estaba quebrada y grandes clubes como el Chelsea se mantenían gracias al respaldo de empresarios como Abramóvich o Mohamed Al-Fayed, pero ahora la situación ha cambiado por los ingresos comerciales y de televisión. La Bundesliga tiene «un endeudamiento moderado» con un pasivo de 1.444 millones de euros y un activo de 2.500 millones. Los equipos de la Liga acumulaban una deuda de 4.000 millones, pero en los últimos años han logrado rebajarlo a 3.000 millones. Los equipos del Calcio deben 3.552 millones y los franceses, 1.336 millones de euros.

El economista precisó que la evolución del fútbol británico se puede ver en «equipos como el Chelsea que tiene un patrimonio de más de cuatrocientos millones cuando antes estaban en bancarrota. Clubes como el Manchester City y el Manchester United tienen invertidos más de 3.000 millones en activos, algo que ni el Madrid ni el Barça. El Manchester United cotiza en Wall Street y su domicilio fiscal está en las Islas Caimán. El Arsenal es el gran club del mundo porque Arsene Wenger compra muy barato jugadores muy jóvenes y vende muy caro cuando tienen 24 y 25 años. La cuenta de resultados del Arsenal es impresionante y es el único club que lleva veinte años consecutivos en la Champions League. El Tottenham es el tercer o cuarto club de Londres y acumula 538 millones de activos».

José María Gay de Liébana explicó que en la Liga española solo se acercan a los equipos de la Premier los cuatro grandes. «El Madrid tiene activos por valor de mil millones, el Barcelona por valor de 600, el Atlético de Madrid de 544 y el Valencia de 442», puntualizó. El economista matizó que algunos equipos como el Barcelona camuflan el coste real de sus activos por la presión tan fuerte de Hacienda y solo así se entiende que el precio oficial de Neymar fuera de 19 millones de euros.

El profesor de Economía incidió en que con el fútbol actual en España no se gana dinero. «En fútbol se cuadran los balances con la venta de jugadores. Cuando yo era pequeño me conocía de memoria las alineaciones de todos los equipos. No tenía mérito porque los jugadores permanecían muchos años en los equipos y los que se iban eran unos traidores».

El economista catalán insistió en que la desproporción tan grande en ingresos tiene su repercusión en los salarios. «La Premier abona cada año en salarios 2.567 millones, el Calcio 1.287, la Liga 1.219, la Bundesliga 1.178 y la Ligue 953 millones. Dentro de tres años los mejores jugadores ya no estarán aquí. La competencia está en Inglaterra, que va a arrasar con todo», insistió. El problema de fondo son los ingresos por televisión. Gay de Liébana precisó que el colista de la Premier ingresa 87 millones de euros cuando el Valencia en la temporada 2014-15 percibió 48 millones de euros y el Atlético de Madrid 41. El Barcelona y el Madrid están por detrás de los grandes del fútbol inglés. En Italia la Juve percibe 190 millones y en Francia el PSG gana 300 millones por marketing y 107 por televisión.

José María Gay de Liébana descartó que en España y en el resto de Europa tenga futuro un modelo de competición como la NBA. «Eso está muy bien en Estados Unidos, pero implica un modelo de franquicias y delimitar topes salariales. El fútbol español, al margen del dinero, tiene una carga de sentimiento. Aquí nos regimos todavía por valores del siglo pasado. Yo si algún día el Espanyol se va a otra ciudad como ocurre con las franquicias estadounidenses, dejaré de seguirlo porque ya no me interesará».

El economista considera un error la apuesta de Javier Tebas de adaptar los horarios de la Liga al horario asiático. «El problema es querer competir en terreno de la Premier. Yo creo que el gran mercado está en Estados Unidos. El Barcelona ya está apostando por el latinoamericano, donde ha entrado con fuerza».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine