Crónica

El Antequera derrota por la mínima al Oberena y se cuela en semifinales

Un disparo cruzado de Luis dictó sentencia antes de que se cumpliera la primera media hora de juego

29.05.2017 | 03:07
El once titular del conjunto antequerano que ayer saltó al césped de El Maulí.

El duelo estuvo marcado por las expulsiones del portero local Calatayud, por protestar, y del jugador visitante Ilinxeta, tras agredir a Coco - El club anunció la renovación del técnico Aybar

El Antequera derrotó por la mínima al Oberena y, gracias al valor doble del tanto cosechado la semana anterior en tierras navarras, se clasificó ayer para las semifinales de la fase de ascenso a Segunda B. La única diana del encuentro, ante el delirio de los aficionados que abarrotaron El Maulí, la transformó Luis. Corría el minuto 25 de juego y ya había puesto a prueba al guardameta visitante el también artillero Juanillo. Un disparo cruzado rompió la igualdad.

El tanto equivale al billete para disputar la siguiente ronda, pero también le vale al técnico verdiblanco, José Jesús Aybar, para renovar por una temporada más. Así lo anunció, a la conclusión del encuentro, el presidente de la entidad antequerana, Ángel González. Es el justo premio a una campaña ya imborrable, que recuerda a los mejores tiempos del club, en la categoría de bronce del fútbol español a la que aspira a volver.

El duelo estuvo marcado por los incidentes del minuto 53. Con esa mínima renta local que clasificaba al cuadro malagueño, el visitante Ilinxeta vio la roja directa tras una acción en la que el colegiado consideró que el local Coco había sufrido una agresión. Las protestas siguientes y la tángana formada acarreó una nueva expulsión, también con cartulina roja, la del guardameta local Calatayud.

De la igualdad de la primera mitad se pasó a una fase bien diferente, con más ocasiones locales que visitantes. Tras la reanudación ya había gozado de una buena oportunidad para ampliar el tanteo el mencionado Juanillo. Peor ante el portero Arbizu remató sin demasiado empuje.

Después de que quedasen en inferioridad numérica unos y otros, Soto estuvo a punto de convertir un nuevo tanto local. Pero tampoco tuvo acierto ante el arco visitante. Conejo volvió a intentarlo, a unos 15 minutos para el final, pero con idéntico resultado.

Ya en vestuarios, Aybar reconoció las dificultades de esta primera ronda en el camino hacia Segunda B. «Nos ha costado trabajo cerrar determinadas líneas de pase. Creo que hemos sido capaces de ajustar bien en el momento más peligroso todo lo que ha tenido que ver con la defensa», reconoció el entrenador local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine