Baloncesto. Entrevista a Jasmin Repesa

´Cuando ganemos tres partidos consecutivos vamos a ganar otros diez´

El croata siente el respaldo del equipo y admite la crisis: "Nos hemos bloqueado, estamos colapsados, el balón pesa cinco kilos y no entra"

23.01.2013 | 05:00
Repesa, durante un momento de la entrevista. Repesa, durante un momento de la entrevista.

Corren malos tiempos en el Unicaja. Siete derrotas que son siete puñales en el corazón de un proyecto que nació con la necesidad de ser sólido y duradero. Desde que Aíto se marchó en enero de 2011, otros tres técnicos se han sentado en el banquillo verde. Cuatro en dos años. Demasiados para un club serio, para la Caja. Con Repesa llegaba la seriedad, el rigor y la profesionalidad, todo avalado por sus resultados en toda Europa. Pero, precisamente, la ausencia de éstos ha hecho tambalear la indispensable estabilidad de esta nueva etapa. El croata quiere «seguir muchos años».

Cuando diluvia y no hay un paraguas a mano, en el deporte uno suele acordarse del entrenador. El baloncesto no es una excepción. El Unicaja hizo este verano, con sol, toalla y chanclas, una plantilla al gusto de Jasmin Repesa (1 de junio de1961, Capljina, Bosnia). El equipo verde, tras un estupendo arranque, ha dejado de ganar partidos. Ha hecho de la derrota un hábito. Y ahora salir de ese temporal se ha puesto complicado. Comprar otro «paraguas» suele ser la receta habitual. Aunque vayan cuatro en dos años. El Unicaja y su entrenador, otra vez en la encrucijada.

¿Cómo se encuentra Jasmin Repesa?
Jasmin está decidido tan decidido como nunca he estado en mi vida. Sé que hay un problema, un problema serio, porque hemos perdido los siete últimos partidos de manera consecutiva. Como todo el mundo espera que yo sea el líder de este grupo, voy a seguir buscando el mejor camino para el mañana.

¿Esperaba ganar tan pocos partidos en la Liga ACB (8-10), ausentarse de la Copa y tener esta horrible racha?
No, no, no... Honestamente no. Pero somos seres humanos y vamos a analizar lo que ha pasado. Hemos sufrido un calendario muy duro. Hemos tenido que jugar fuera de casa en la primera vuelta en Madrid, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Gran Canaria... Todos son buenos equipos. Seguro que no esperaba perder todos esos partidos, pero nuestros errores fueron en casa, como cuando perdimos contra el Obradoiro. Sin olvidar que el Obradoiro venció en Barcelona y en Vitoria. Seguro que teníamos que haber logrado al menos dos triunfos. Ese partido contra Obradorio y el del Estudiantes. Pero somos humanos. Antes de ese partido jugamos en Tel Aviv, no dormimos dos noches y sufrimos el problema de la bomba en Tel Aviv. Perdimos nosotros, dos partidos. Deberíamos haberlos ganado.

La gente puede pensar que esto que usted dice son simplemente excusas.
Los fans tienen todo el derecho a opinar porque pagan su entrada. Pero ellos tienen que entender que Málaga en este momento no tiene el presupuesto que ha tenido siete, ocho o diez años atrás. Y tenemos nueve nuevos jugadores. El equipo de Málaga ha tenido cuatro entrenadores en los dos o tres últimos años y 40 jugadores. Un equipo necesita continuidad para llegar al éxito. Es duro estar ahora juntos, es complicado ser amigos a la primera cuando hay tanta gente nueva, pero si queremos tener éxito, necesitamos tiempo. Es un periodo durísimo para el club y para mí, pero ahora se demuestra cuál es la gente que de verdad quiere al club. Y espero y acepto todas las críticas, pero que tengan argumentos. Si los jugadores no quieren jugar para mí lo harían mal desde el primer minuto, no únicamente en el último cuarto. Hemos tenido un mal calendario y es cierto que hay una falta de carácter. Echo de menos más personalidad ahora en el equipo. Pero nos hemos bloqueado mentalmente y nos hemos colapsado. No nos hemos dormido ni un momento. Trabajamos muy duro a diario, analizamos, vemos vídeos.

¿Por qué ese trabajo no se ve luego en la pista?
Nosotros empezamos el domingo contra el Madrid con Williams, Dragic, Simon, Panko y Zoric. En los primeros seis minutos anotamos 20 puntos. Comenzamos la segunda parte con Williams, Dragic, Vidal –porque jugaba Suárez y me preocupaba su altura–, Panko y Zoric. En seis minutos, dos puntos. Los mismos. Cómo me explicas que en la primera parte dimos 11 asistencias y en la segunda, sólo dos. Rebotes... igual. Éramos los mismos. Yo en el banquillo. ¿La culpa es mía?

¿Siente que en los próximos partidos, dependiendo de los resultados, puede que se esté jugando su continuidad en el banquillo del Unicaja?
Yo nunca pienso en eso. Si alguien del club duda tan sólo en un uno por ciento de que Repesa no es el entrenador indicado para ser el líder del proyecto, yo me marcho. Si Repesa es el problema... Repesa ha trabajado en Turquía, en Polonia, en Croacia o en Italia. Siempre que yo he sido el problema me he ido.

¿Se encuentra en el momento más delicado de su carrera?
Es la peor situación, la más crítica por los resultados, porque nunca había perdido siete partidos consecutivos en mi vida. He sido entrenador de Euroliga durante muchos años y he dirigido 150 partidos de Euroliga. En mi carrera, únicamente una vez he disputado sólo los cuartos de final en Liga, y fue en mi primer año en Treviso, cuando llegué a mitad de temporada. Yo jugué dos veces las semifinales, en mi primer año en Tofas (Turquía) y el segundo año en Treviso. Todos los demás años, en todos los países, yo jugué las finales, en todos los sitios: Cibona, Bolonia y Roma. Ésta sería la primera vez que no jugaríamos un play off en mi carrera. No estoy acostumbrado a eso.

El Unicaja tiene el tercer peor ataque de toda la ACB, es el peor en lanzamientos de tres puntos, el penúltimo en tiros libres...
Doy la respuesta.

...Y el decimotercero en tiros de dos puntos. ¿Por qué?
En los primeros siete partidos, nuestro equipo era el mejor en el lanzamiento de tres. Y ahora es el peor. Eso no es real. Ni al principio ni ahora. Cuando la cabeza no está bien... Cuando la mano pesa, cuando la pelota parece de cinco kilos, no entra. El equipo tiene a buenos chicos, son grandes chicos, pero tienen una gran presión ahora. Málaga estaba en los siete primeros partidos entre los tres mejores en triples y también en rebotes, además de la defensa.

¿Cómo se sale de esta situación tan delicada?
Trabajando muy duro y estoy convencido de que cuando ganemos tres partidos seguidos vamos a ganar diez. Y debemos creer en nosotros mismos y tener mucha confianza en el trabajo que hacemos.

Usted sólo tiene un año firmado con el Unicaja. ¿Eso le resta fuerza y poder en la toma de decisiones y respecto al propio club, la plantilla o incluso la prensa y la afición?
Cuando Repesa llegó aquí mi única idea era estar aquí mucho, mucho, mucho tiempo. Cuando hablaba con el club en verano, antes incluso de venir, charlábamos más incluso de la cantera que del primer equipo. Pero tengo sólo un año firmado y no puedo dedicarle tanto tiempo a la cantera, sino al primer equipo. Yo estoy casado con este proyecto. El club decide darme sólo una temporada, pero no es una pregunta para mí. Estoy tranquilo desde ese punto de vista. Cuando yo vine esperaba estar muchos años, no firmar sólo uno, y hablamos de eso. Por eso, tengo mi opinión, pero la pregunta no es para mí.

Al ser un equipo nuevo se esperaba que los resultados llegaran con el tiempo, y sin embargo el equipo comenzó jugando muy bien, pero ahora pierde y su juego no ha evolucionado. ¿A qué se debe?
Algunos jugadores no están en la misma forma física que hace un mes y el equipo, por lo tanto, no juega como hace un mes. Pero la temporada es larga, es imposible que todo el mundo mantenga la forma. Sabía que iba a haber estos altibajos. Hay otras razones, otros motivos más.

¿Cuáles?
Dime un único jugador de nuestro equipo que haya sido importante en un equipo de Top 16 de la Euroliga...
Estamos sufriendo mucho en los viajes. No sé por qué la ACB no permite otros horarios, otras fechas. Si la ACB ve lógico jugar el viernes en Kaunas y el domingo en Gran Canaria, yo no estoy de acuerdo. Y si la ACB ve lógico jugar el viernes en Moscú y el domingo en Badalona, yo tampoco estoy de acuerdo. Porque la ACB es una Liga muy fuerte. Y no son excusas, es la realidad. Son críticas razonables, con argumento. No es hablar por hablar.

¿Y el del vestuario?
Al cien por cien. Quizá están un poco sobreentrenados, quizá.

Unicaja

El polaco, un buen artillero.
Waczynski no jugará la Liga de Verano de la NBA y pondrá rumbo al Unicaja

Waczynski no jugará la Liga de Verano de la NBA y pondrá rumbo al Unicaja

El alero polaco, que sigue en su país de vacaciones, descarta su aventura americana y será cajista...

Cuenta atrás definitiva por Will Thomas

Cuenta atrás definitiva por Will Thomas

El club confía que el ala-pívot de Baltimore se decida esta próxima semana por renovar en Málaga

Jayson Granger, un sueño imposible

Jayson Granger, un sueño imposible

El Unicaja tanteó hace unas semanas la posibilidad del regreso del base uruguayo, pero la...

Jasikevicius adelanta a Plaza en el camino hacia el banquillo del Barça

Jasikevicius adelanta a Plaza en el camino hacia el banquillo del Barça

Varios medios aseguraban que el exjugador lituano será el sustituto de Xavi Pascual, puesto para...

La gran noche de Domantas Sabonis

La gran noche de Domantas Sabonis

El canterano del Unicaja, formado en las pistas de Los Guindos, será protagonista esta madrugada...

Kuzminskas se despide de la afición del Unicaja

Kuzminskas se despide de la afición del Unicaja

El alero lituano, que se autoproclama un "boquerón báltico" en su adiós de Málaga, negocia con el...

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine