Plantilla

El Unicaja cuenta con Fogg y Smith, sus extracomunitarios, para el próximo año

El club quiere dar continuidad a los dos jugadores, que tienen contrato en vigor, y hace sus planes de futuro con ambos, a pesar de que ocupan plazas de americano y que condiciona el resto de la planificación, pero eso no frenará la idea de que los dos sigan

08.05.2017 | 23:24
Jamar Smith anima a Kyle Fogg en una jugada durante un partido de esta temporada en el Martín Carpena.

­Kyle Fogg y Jamar Smith seguirán siendo la pareja de extracomunitarios del Unicaja para la próxima temporada 2017/18. Ése es, al menos, el deseo del club. El Unicaja ya trabaja en la plantilla del año que viene, con el ambicioso reto de la Euroliga sobre la mesa, planificando operaciones y trabajando ya sobre nombres propios. Dos de ellos son Fogg y Smith, dos jugadores del actual equipo y que, tras una preceptiva evaluación, se ha decidido que continúen en el nuevo proyecto. Ambos cuadran, tanto desde el punto de vista económico como el deportivo. Joan Plaza está muy satisfecho con el trabajo de ambos, tanto en el día a día como a la hora de jugar partidos, y la idea que existe es que ambos, que tienen contrato en vigor, lo cumplan y ocupen las dos plazas de extracomunitarios que la Liga Endesa permite por equipo. En Euroliga no existe límites.

Kyle Fogg y Jamar Smith, de esta forma, van a mediatizar en buena parte la planificación para la futura plantilla 2017/18, en la que ya no tendrán cabida, lógicamente, jugadores americanos sin pasaporte europeo. Es decir, con Fogg y Smith, el Unicaja se cierra la opción de incorporar un base o un interior extracomunitario. Pero existe total confianza en ellos y, además, ambos tienen contrato en vigor, por lo que cuentan en el proyecto en Euroliga.
Fogg fue una de las apuestas del club, ya que venía de Alemania, donde había sido el máximo anotador, pero en un club sin pedigrí y con poca tradición. Y el base se ha adaptado perfectamente a su rol. No es fácil hacerlo con Joan Plaza. Pero su carácter ha ayudado y sus deseos de progresar sin hacer ruido han hecho el resto. El base fue elegido en el segundo mejor quinteto de la Eurocup y ha firmado actuaciones antológicas. A sus 27 años tiene aún mucho margen de crecimiento. Y Plaza cuenta con él para que siga ocupando el puesto de base, junto a Alberto Díaz y un tercer director de juego. Puntualmente podrá actuar también como escolta. Pero seguirá como base. Así lo quiere el técnico.

Fogg firmó un contrato por dos temporadas, por lo que tiene contrato en vigor y, a unas cantidades realmente asumibles para un club que dará un salto económico el próximo año en Euroliga.

Con Fogg como «uno», con un rol muy definido y su facilidad para anotar y tirar de tres, el base pretendido es un híbrido entre Alberto y el propio Fogg. El club quiere que conozca, eso sí, ya la Euroliga, que tenga experiencia y que sea un jugador de equipo. No se buscan estrellas porque, como ya se ha informado en estas páginas, el mercado de bases de primer nivel es limitadísimo. Así que los parámetros de búsqueda están claros: base experto, que maneje al equipo, que piense antes en hacer jugar a sus compañeros que en sus puntos y que ya conozca la Euroliga y, si es posible, la ACB. El primer candidato, como ya se ha informado en La Opinión, es Dontaye Draper. No es el único, lógicamente. Ha de tener, y no es tema baladí, un pasaporte europeo.

Porque el otro puesto de americano para la plantilla del próximo año es para Jamar Smith. El Unicaja cuenta con el escolta, que lleva dos años ya en Málaga, y que también tiene contrato en vigor. Aunque, en su caso, existe una cláusula de escape para este verano, para las dos partes. Y es que Smith firmó hace dos veranos un contrato por dos años, pero el pasado verano se renegociaron las cifras y se firmó un nuevo compromiso. El problema fue que el Unicaja quería que continuase, pero su ficha daba un importante salto: cobraba mucho más. El club le hizo saber que quería que siguiera, pero no con esas condiciones. Smith había estado más de dos meses lesionado y se renegoció un nuevo acuerdo. Otros dos años más, del que está cumplido el primero. Y otro más, pero con un corte este verano para el Unicaja y el propio Smith. El club no lo activará y ahora dependerá del deseo del jugador.

Tras una temporada con altibajos, Smith fue clave en la final de la Eurocup de Valencia y es uno de los fijos para Plaza. El domingo se marcó un partidazo en Vitoria. Controlado, El «Pistolero» es un seguro de vida. Y el Unicaja cuenta con él. Aunque sea a costa de limitarse el mercado de extracomunitario para reforzar el equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine