14 de febrero de 2018
14.02.2018
Día Europeo de la Salud Sexual

Las 5 enfermedades de transmisión sexual más comunes entre los españoles

La Organización Mundial de Sanidad alerta sobre el aumento de las ITS en la última década

14.02.2018 | 13:29

Las enfermedades venéreas, aquellas enfermedades que se transmiten a través de las relaciones sexuales, han aumentado considerablemente en España en los últimos años.

La Organización Mundial de la Salud alerta sobre el incremento de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en la última década. Desde 2008, enfermedades como la sífilis o la gonorrea han sido diagnosticadas a miles de personas en todo el mundo.


Siete datos que debes conocer sobre las enfermedades de transmisión sexual. Vídeo Flow

Existen más de 20 tipos de enfermedades sexuales. El herpes genital, el VIH (SIDA), la candidiasis, el virus del papiloma humano, la hepatitis B, la gonorrea, la clamidia, la sífilis y las ladillas son algunas de ellas. Pero ¿cuáles son las enfermedades sexuales más comunes entre los españoles?

1. El herpes genital

Las infecciones por herpes genital son con frecuencia asintomáticas, o tienen síntomas leves que pasan desapercibidos para el enfermo, nos advierten desde la OMS. Cuando es sintomático, el herpes genital se presenta en forma de ampolla o vesícula en la zona genital o anal. También pueden provocar la aparición de fiebre y de ganglios hinchados.

El ardor al miccionar puede ser señal de alarma / Getty Images

2. La gorronea

La gonorrea es una infección curable causada por una bacteria que se transmite durante las relaciones sexuales vaginales, anales y orales.

Al igual que con el herpes genital, la gorronea puede ser asintomática, especialmente en el caso de las mujeres, quienes incluso pueden confundir la enfermedad con una infección de la vejiga o infección vaginal, ya que duele al orinar. En los hombres es más sencillo detectarla, ya que suele salir un líquido amarillo por el pene y también duele al orinar. Los antibióticos pueden curar la gonorrea muy fácilmente si se trata temprano.

3. Clamidiasis

Es otra de las enfermedades sexuales más común en nuestro país. Está causada por las bacterias y también puede llegar a confundirse con otros tipos de infección.

Los síntomas de clamidia en los hombres son la necesidad urgente de orinar, el ardor al miccionar, las secreciones por el pene o la inflamación o el dolor en los testículos. Las mujeres con clamidiasis pueden notar un flujo vaginal similar al pus, ardor al orinar, secreciones por la uretra, sangrados fuera de la menstruación, dolor durante las relaciones sexuales o dolor en el abdomen o la pelvis.

El principal problema con la clamidiasis es que si no se trata en su debido momento puede generar infertilidad y daño en los órganos reproductivos femeninos.

4. Virus del papiloma humano

Los virus del papiloma humano se propagan a través del contacto sexual con una persona infectada. Hay más de 200 tipos y algunos de ellos suponen un verdadero peligro porque pueden favorecer varios tipos de cáncer, como el de cuello uterino, ano, cáncer oral y de garganta, de vulva, vagina o de pene. En las mujeres, puede causar la aparición de verrugas genitales que se pueden ver a simple vista y en los hombres

El VIH se puede detectar con una sencilla prueba / Getty Images

5. El VIH

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana que puede ocasionar el desarrollo del sida, una enfermedad que no tiene cura definitiva y que puede no ser detectada hasta 10 años después de contraerla. Aunque con una prueba de sangre se puede saber si se ha contraído.

En España un 25-30% de las personas con infección por el VIH desconoce su situación, y se estima que más de la mitad de las nuevas infecciones procede de este grupo de población no diagnosticada.

El Ministerio de Sanidad de España recomienda que se acuda al médico si se tiene sospechas de haber contraído una ETS y se presenten los siguientes síntomas:

En las mujeres:

  • Flujo anormal en la vagina con o sin olor desagradable.
  • Úlceras, ronchas, verrugas o ampollas cerca de los genitales, ano o boca.
  • Inflamación de uno o más ganglios cercanos a la úlcera.
  • Dolor en la zona de la pelvis.
  • Escozor o picor alrededor de los genitales.
  • Ardor al orinar o defecar.
  • Sangrado por la vagina sin tratarse de la menstruación o tras la relación sexual.
  • Dolor en la vagina durante las relaciones sexuales, de aparición repentina.

En los hombres:

  • Secreción por la uretra.
  • Úlceras, ronchas, verrugas o ampollas cerca de los genitales, ano o boca.
  • Inflamación de uno o más ganglios cercanos a la úlcera.
  • Dolor e inflamación en los testículos.
  • Escozor o picor alrededor de los genitales.
  • Ardor y dolor al orinar o defecar.
Última campaña del preservativo del Ministerio de Sanidad

Sanidad recuerda además que los preservativos masculinos y femeninos son el único método que previene tanto de los embarazos no deseados como de las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Encuentros digitales

Chat con el doctor Claudio Álvarez

El director de la Unidad de Reproducción del Centro Gutenberg ha respondido a las preguntas de los lectores



 


Enlaces recomendados: Premios Cine