Aplicaciones

El ´whatsapp´ que no puede espiar la NSA

Una empresa valenciana desarrolla un servicio de mensajería para profesionales que evita ser interceptado

08.10.2013 | 12:04
Instalaciones de AGSS
Instalaciones de AGSS

Las filtraciones de Edward Snowden, el antiguo empleado de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que reveló los sistemas informáticos de vigilancia de telecomunicaciones de Estados Unidos, han puesto de relieve la complicidad de las grandes compañías del sector y la inseguridad que puede sufrir la información que almacenan sus servidores.

El programa de espionaje fue diseñado teóricamente para acceder a información sobre posibles terroristas o sospechosos que supongan una amenaza para EEUU y lo hace con la información contenida en los servidores de Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, AOL, Skype, YouTube, PalTalk y Apple.

Hasta ahora no ha trascendido que las agencias americanas hayan obtenido metadatos de la aplicación de mensajería móvil más extendida del planeta: Whatsapp. Sin embargo, desde el año 2011 han aparecido informaciones relativas a los agujeros de seguridad de la aplicación que han dejado las cuentas de los usuarios expuestas a robo de datos o susceptibles de recibir mensajes falsos, entre otros fallos.

La empresa valenciana Ageleia Security Systems (AGSS) se ha propuesto comercializar una aplicación propia que evita el riesgo de interceptación y que cumple además con los requisitos de la Ley de Protección de Datos. Se llama SS-Talk y en apenas un mes será subida a Apple Store en su primera versión para iPhone.

«Actualmente cuando usas Whatsapp o Google+ para hablar con alguien, las comunicaciones pasan por servidores propiedad de dichas compañías en sitios totalmente desconocidos para el usuario y en todo caso susceptibles de ser visualizadas por la empresa propietaria del servicio sin que técnicamente puedas tener conocimiento de ello», afirman desde AGSS. «Con SS-Talk usas tu propio servidor, ya sea físico en la oficina o el hogar o alojado en cualquier proveedor».

La intención de la iniciativa es garantizar la privacidad de las comunicaciones y a la vez dotarlas de mayor seguridad. «En nuestro caso, además de usar sistemas de codificado, permitimos al usuario introducir sus propias claves para establecer las comunicaciones con su interlocutor».

SS-Talk aporta además un elemento clave para aquellos sectores profesionales sometidos a regulación en las comunicaciones con sus clientes, como es el caso de abogados, directivos económico-financieros o médicos. La aplicación cumple con las obligaciones que marca la Ley de Protección de Datos.

Este verano se ha conocido que la Autoridad Catalana de Protección de Datos ha elaborado el primer informe que cuestiona el uso de Whatsapp entre abogados y clientes. En enero de 2013, los organismos similares de Canadá y Holanda ya detectaron deficiencias en el tratamiento de la información por parte de esta aplicación. «Hemos desarrollado SS-Talk para que los profesionales sepan que sus comunicaciones no pueden ser interceptadas y para que cumplan la Ley de Protección de Datos», afirman desde la empresa. AGSS pretende comercializar una aplicación pública y otra versión específica para profesionales.

La versión para iPhone ya está desarrollada y en fase de pruebas y la empresa ha iniciado una plataforma de «crowdfunding» para cerrar la financiación del desarrollo del proyecto para Android y Windows Phone.

Enlaces recomendados: Premios Cine