13 de noviembre de 2019
13.11.2019
La Opinión de Málaga
infraestructuras

La Junta ha pagado 226 millones por las reclamaciones judiciales por los metros y tranvías

196 millones han sido ya abonados, por sentencias judiciales, en Sevilla, Granada, Málaga, Jaén y Cádiz - Las cantidades pendientes de sentencia suman más de 30 millones de euros y corresponden a ciudades como Cádiz, Granada, Málaga o Sevilla

13.11.2019 | 05:00
Elías Bendodo y Marifrán Carazo durante el Consejo de Gobierno.

Reclamaciones judiciales de las constructoras

  • De los 196 millones que ha abonado ya la Junta de Andalucía por sentencias judiciales, 175 millones corresponden a la línea 1 del metro de Sevilla; 8,4 millones por el metro de Granada: 3,8 por el de Málaga; dos millones por el tranvía de Alcalá de Guadaíra: 5,5 por el de Jaén y 637.000€ por el de Cádiz. Están pendientes de sentencia por las denuncias de las empresas constructoras otros seis millones por el tranvía de Cádiz; 13 millones por el de Granada: 10 millones por el metro de Málaga; 212.000 € por el tranvía de Alcalá de Guadaíra y 320.000 € por el tranvía de Jaén. Estas cantidades suman 30 millones y están pendientes de sentencia.

La Junta de Andalucía ha pagado ya 196 millones de euros por las reclamaciones judiciales de las obras de los tranvías y los metros. Esta cifra podría ascender, por las cantidades pendientes de sentencia, a los 226 millones de euros.

En la rueda de prensa celebrada ayer, tras el Consejo de Gobierno, la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, informó de que hay que evitar el despilfarro y para ello presentó un informe para la adopción de una técnica de planificación de los proyectos constructivos de infraestructuras, para evitar sobrecostes económicos y demora en su ejecución: «No puede volver a producirse este despilfarro en proyectos e infraestructuras de metros y tranvía», concluyó Carazo.

Esta técnica, denominada BIM (Building Information Modelin), ha sido calificada por Carazo como una auténtica revolución en edificación y construcción. La técnica BIM está recogida en la directiva europea para procesos de contratación pública y se aplicará en las ampliaciones de los metros de ciudades andaluzas como Sevilla, Málaga y Granada, que se licitarán antes de que acabe el año.

Aunque el Ministerio de Fomento declaró su intención de exigir, a partir de 2018, el uso del BIM en la obra pública, lo cierto es que todavía no se ha aplicado. La Junta, por su parte, está trabajando para dar los primeros pasos en adaptarse al BIM, que se basa en nuevas tecnologías CAD –diseño asistido por ordenador– para el diseño y modelización virtual 3D de la edificación u obra civil.

De hecho, ya se ha requerido en algunos proyectos como la rehabilitación del ayuntamiento de Fuentes, en Sevilla; la redacción de un proyecto de nuevo acceso a Vícar, Almería; la actualización de la seguridad de la carretera de Almonte a El Rocío y en la asistencia técnica en rehabilitación enérgica en unas viviendas de la localidad sevillana de Camas.

Carazo avanzó que en 2020, Fomento iniciará un proyecto piloto en cada delegación territorial para seguir implantando el BIM para que en el año 2021 sea la metodología usual en toda la Consejería.

La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local también desarrolla una experiencia piloto en el proyecto de la sede judicial de Lucena, en Córdoba. Por su parte, Hacienda, Industria y Energía también aplica el BIM en diversas obras en edificios de Patrimonio en distintas provincias andaluzas.

Según Carazo, lo fundamental es contar con un buen proyecto constructivo y con una buena gestión y, en este sentido, puso como ejemplo el metro de Málaga, donde la Junta está al frente de la obra con vigilancias continuas y ha permitido un avance significativo. Del mismo modo, destacó el fuerte impulso de la licitación pública de Fomento en Andalucía .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook