11 de junio de 2013
11.06.2013
Transporte

Vélez Málaga quiere suprimir la línea de autobús entre Almayate y Caleta

Pretende poner en marcha la nueva modificación del servicio de transporte para el mes de julio

11.06.2013 | 05:00
Parada de autobús junto al hospital de la Axarquía.

Vélez Málaga cerrará en breve una nueva reestructuración del sistema de transporte de autobús, un año después de paralizar el tranvía. La intención del Consistorio es suprimir la línea costera, entre Almayate y Caleta de Vélez, debido a la poca demanda de usuarios, así como algunas de las paradas existentes que se consideren innecesarias. Éstos y otros puntos se trataron ayer en una reunión con representantes de la empresa Alsa, y la decisión final se dará a conocer la próxima semana.

Está previsto que los nuevos cambios entren en funcionamiento en el mes de julio. Entre ellos se plantea también la creación de una línea circular por el casco urbano de Vélez, para así conectar con las otras que discurren por el interior del municipio. Unos puntos que aún tienen que terminar de cerrar con la concesionaria del servicio, con el objetivo de que estas medidas consigan incentivar entre los veleños el uso del transporte público.

El alcalde, Francisco Delgado Bonilla (PP), indicó que el lunes informará de estos acuerdos y que antes de su entrada en vigor iniciarán una campaña de comunicación a los ciudadanos sobre la nueva reestructuración. «Son cambios sobre los que hemos estado trabajando intensamente durante estos últimos tres meses, porque queremos ofrecer un mejor servicio y garantizar una mayor frecuencia».

Se trataría de la tercera modificación del transporte en un período aproximado de un año. Hace un año, el Ayuntamiento de Vélez suspendió el servicio tranviario por los altos costes de explotación, ofreciendo cuatro líneas de autobús; tres entre Vélez y Torre del Mar; y una entre Caleta de Vélez y Almayate. El segundo cambio fue en octubre, al trasladar uno de los dos vehículos que prestaba el trayecto costero para reforzar una de las líneas de interior.

«Pretendemos hacer un cambio tanto cuantitativo –para contar con más pasajeros– y cualitativo, para mejorar las líneas existentes», según Delgado Bonilla. Aunque ya ha pasado un año y aún no se han dado a conocer los datos del balance anual de viajeros, se estima que la cifra de déficit anual de 2012 rondará la del periodo anterior, que fue en torno al millón de euros; al contar con 676.000 usuarios.

Y es que en el convenio que se firmó en 2006 con Travelsa, que entonces estaba formada por Alsa y Sando, se establecía una cifra de cerca de 1,2 millones de viajeros para garantizar el equilibrio económico, un balance que en ninguna de las posteriores anualidades se ha logrado conseguir, lo que supone que el Consistorio debe pagar la diferencia en el número de usuarios a la concesionaria.

Una de las soluciones adoptadas para evitar el coste que le supone el transporte a las arcas municipales ha sido la autorización para alquilar las tres unidades del tranvía a Sidney. Esta medida le permitirá ingresar unos 200.000 euros por el arrendamiento así como ahorrarse unos 80.000 euros del mantenimiento de los convoyes, que aún permanecen en los talleres.

@Juanjozayas

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp