Blog 
Pequeñas cosas cotidianas
RSS - Blog de Carmen Donate González

El autor

Blog Pequeñas cosas cotidianas - Carmen Donate González

Carmen Donate González

Soy ama de casa de mediana edad, una especie en peligro de extinción.

Sobre este blog de Málaga

Reflexiones sobre las pequeñas cosas que me llaman la atención a lo largo del día.


Archivo

  • 23
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    La Trinidad-El Perchel.

       

     ¿No les extraña ese repentino interés por nuestros emblemáticos barrios, La Trinidad y El Perchel? A nivel nacional, incluso, se refieren a ellos, en ciertos casos considerándolos uno solo. Hablan de sus carencias, del alto desempleo, del índice de gente sin estudios, del deterioro de sus inmuebles  – debe ser de los inmuebles fantasmas porque lo que tenemos son solares en abundancia-  de la numerosa población extranjera y, de forma sorprendente de los corralones y los artistas flamencos que abundan en la zona, por lo visto; algo que piensan convertir en reclamo turístico.

       Me indigna profundamente la manipulación a la que nos someten. El cinismo con que hablan de la degradación y las carencias de un barrio los mismos que se debían encargar de su mantenimiento que para eso les pagamos. Me subleva la desvergüenza y el impudor con que nos mienten. Mienten deliberadamente.

      Fíjense que interesante:

    http://programaseuropeos-malaga.com/subidas/archivos/arc_2211.pdf

     Datos relativos al diagnóstico social del distrito centro de Málaga.   

     ¿En qué quedamos? ¿Abundan los solares o los edificios se caen? Si se caen los de reciente construcción, sobre todo si son público, ya pueden andar exigiéndole a las constructoras que los arreglen? Y dudamos mucho, pero mucho, que esos recién construidos edificios, la mayoría de ellos sin vender, en manos de los bancos en su mayor parte, tengan problemas; y si los tienen no debería extrañar que se hayan hundido sus promotoras.

      ¿En El Perche y en La Trinidad hay más de un 60% de parados, la mayoría sin formación? Pues menuda ruina para los bancos, porque todos esos edificios recientes en la zona se quedarán sin pagar, y las hipotecas deben ser altas, sin duda; en Los Callejones del Perchel, junto a los centros comerciales, no parecen viviendas que puedan pagar gente sin trabajo ni estudios.

      Ahora dicen que quieren arreglar los puntos débiles de la zona: aislamiento, escasa relación con el resto de la ciudad. ¡Si El perchel es pleno centro! Dicen que apenas hay comercios, ¿y los centros comerciales, qué son? Y llevan muchos años por los visto intentando remediar la carencias de los vecinos, el resultado de ese trabajo ha sido nefasto ¿A quién pedir cuentas?

      Hay suciedad dicen y roedores y pocos lugares públicos de esparcimiento. ¿A qué esperan para solucionarlo? Los recibos bien que nos llegan puntualmente.

     ¿No será más bien que solo se refieren a unas pocas calles de los aludidos barrios? Pensarán que será mejor que no caigamos en la cuenta de la verdadera extensión que tienen. ¿No será que estorba tanta vivienda social, muchas menos de las necesarias por otra parte, en una zona que se está plagando de hoteles de cuatro estrellas?

       Mosquea tan repentino interés, sobre todo cuando coincide con la  pretensión de los hosteleros, de dar el salto al otro lado del río, nos faltan bares y restaurantes en la ciudad, por lo visto.

       Y sobre todo debe ser, que cumplido ya el objetivo de degradar al límite ambos barrios  -hasta dejarlos irreconocibles, perdidas sus señas de identidad-,   parece llegado el momento de que se posen los cuervos, que planeaban desde la distancia, el instante de la rapiña. Ahora se beneficiarán todas esas constructoras, inmobiliarias, que se mueven a nivel nacional, que poco a poco se van quedando, a precios irrisorios,  con buena parte del suelo que se ha convertido en céntrico.

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook