01 de julio de 2014
01.07.2014
Investigación

Hallan el coche usado por el sicario que asesinó a Domi Expósito en Argentina

La policía también localiza munición en la casa del exnovio de Nadia Kesen, expareja del fallecido

01.07.2014 | 00:57
Domingo Expósito en una de sus últimas imágenes.

La policía argentina ha hallado el coche usado por el sicario que asesinó el pasado miércoles al fuengiroleño Domingo Expósito, de 31 años, en la localidad de Comodoro de Rivadavia, capital de la provincia del Chubut, a 1.500 kilómetros al sur de Buenos Aires. Asimismo, los agentes han registrado las casas de Nadia Kesen, la madre de la pequeña que el malagueño había ido a buscar, y del exnovio de ésta, Sergio Solís, donde se han localizado proyectiles del calibre 22 que no coinciden con los usados en el crimen, del 38, informó ayer el abogado de la familia, Manuel Huerta.

Expósito tenía concedida por un juzgado de Fuengirola la guarda y custodia de la menor de seis años que tuvo con Kesen, quien se llevó a la niña en 2010 a su país. Éste acudió a Argentina para ejecutar la sentencia, pero el viaje, previsto para marzo, no se realizó porque la madre dijo haber perdido los pasaportes. La niña debía haberle sido entregada al progenitor el domingo y el viaje estaba previsto para hoy, pero finalmente no se produjo porque el miércoles fue asesinado de tres balazos por un sicario en presencia de su pareja, Carolina Gayá, y el hijo de cuatro años de ésta.

Huerta se quejó de que no se le haya tomado declaración a Kesen, «al menos como testigo». El letrado también explicó que Carolina Gayá, pareja del fallecido, declaró a los medios que Solís, exnovio de Nadia Kesen, condujo el coche días antes del asesinato, una información que le comunicó la exmujer de Solís. El coche es un Volkswagen gris y fue encontrado en el barrio 30 de Octubre.

En los registros domiciliarios, la policía se ha incautado de material informático y hasta de los billetes de avión a Argentina que la jueza local obligó a pagar a Expósito para volver a España.

Asimismo, Huerta señaló que el cónsul español en la zona ha reconocido el cadáver, por lo que ningún miembro de la familia Expósito deberá viajar a Argentina. El juez instructor y el fiscal han liberado el cuerpo, lo que significa que ninguno de ellos lo necesitará más para avanzar en las pesquisas, y, por tanto, puede regresar a España, algo que aún no tiene fecha pero, pese a todo, podría ser inminente, apuntó el letrado.

Ahora habrá que sellar el féretro y encontrar un vuelo desde Comodoro Rivadavia hasta Buenos Aires, y de ahí a Madrid, Barcelona o Málaga. «Todo esto se ha conseguido por la presión que estamos haciendo a las autoridades argentinas a través de los diferentes medios de comunicación», precisó el jurista.

Las huellas y los restos biológicos del sicario y su acompañante son ahora el centro de la investigación, vestigios que habrían de salir del minucioso registro al que se ha sometido al automóvil.

El letrado afirmó que pasado mañana, a las seis de la tarde, habrá una manifestación en Comodoro que partirá desde el Cine Teatro Español, y a la que ya se han apuntado, a través de las redes sociales, más de 2.200 personas. «Una vez que se vele el cuerpo y sea enterrado, habrá otra manifestación en Fuengirola», indicó.

Al tiempo, aclaró que Carolina Gayá ha entregado a la policía un móvil hallado en su domicilio que guardaría mensajes entre la madre de la menor y el padre asesinado, en los que se demostraría que ella no tenía intención alguna de entregar a la pequeña a quien legítimamente le correspondía según la juez de Fuengirola

«La madre ha tenido dos años para discutir la guarda y custodia, si hubiera tenido buena fe habría venido a España y, tras hacerse con un abogado de oficio, podría haber instado una modificación de medidas», reseñó Manuel Huerta a este periódico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp