09 de noviembre de 2019
09.11.2019
Cauces

Estepona amplía a seis nuevos arroyos su plan para prevenir las inundaciones

El municipio costasoleño, que no olvida las incidencias del otoño de 2018 o el grave temporal de hace tres años que se cobró la vida de una joven, mejora ahora los cauces del ámbito periurbano

09.11.2019 | 05:00
Imagen correspondiente a una de las crecidas de 2016 en el término municipal esteponero.

Es tiempo de sequía. Pero también de tormentas. El otoño en Estepona no ha deparado, afortunadamente, episodios de inundaciones como los que se produjeron el pasado año o allá por 2016, cuando hubo que lamentar el fallecimiento de una mujer de apenas 26 años tras una riada. Con el ánimo de prevenir al máximo este tipo de sucesos, el Ayuntamiento ha decidido ampliar el plan municipal de limpieza de arroyos, con un total de seis nuevos cauces situados en el ámbito periurbano.

Los arroyos en cuestión fueron enumerados por el teniente de alcalde del Área de Servicios y Control Externo, Blas Ruzafa (PP), tras referirse a la importancia de prevenir contra «las posibles fuertes precipitaciones». Así detalló que ya se trabaja en los cauces de Las Abejeras, Dos Hermanas, Polvitos y Pantoja, mientras que también se incluyen para próximas fechas los de Soledad y La Miel.

«Son tareas incluidas en el plan especial de desbroce y poda de los cauces de los arroyos para prevenir inundaciones. Las obras que se ejecutan disponen de un dispositivo compuesto por 12 operarios de las brigadas rurales y seis empleados de la delegación municipal de Limpieza. Relató que además de eliminar los restos naturales que se concentran en las márgenes de estos arroyos, el Consistorio «está retirando los plásticos, vidrios, envases y deshechos que se han arrojado en los entornos».

El Consistorio de nuevo ha querido hacer «un llamamiento a los ciudadanos», acerca de la importancia de que se respete el medio ambiente y se evite tirar residuos que contaminen estos enclaves. En total se van a limpiar un total de 6.000 metros longitudinales en estos cauces y márgenes de los propios arroyos.


Autorizaciones de la Junta

Ruzafa abundó en la importancia de estas actuaciones, porque liberan a los cauces de obstáculos que pudieran impedir su normal desagüe, al tiempo que evitan las formaciones de tapones que podrían originar inundaciones en caso de fuertes precipitaciones. Y agregó que otro objetivo es el de «evitar incendios forestales que pongan en riesgo a los vecinos y al patrimonio natural del municipio».

Para hacer posible esta iniciativa, como administración competente, el Consistorio ha tenido que recibir las «preceptivas autorizaciones» por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta. Así se ha podido actuar ya en tramos de arroyos que discurren por zonas urbanas. Ruzafa agregó que la primera parte de este plan especial se ejecutó entre los meses de septiembre y octubre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook