El Ayuntamiento de Torremolinos ha iniciado la temporada de arreglo de los naranjos que hay plantados por todo el municipio de los que ya ha recogido 6.000 kilos de este fruto en los primeros días.

El teniente de alcalde y concejal de Servicios Generales para la Ciudadanía y Empresas Municipales, Antonio Navarro, ha explicado que la empresa municipal Samset, en colaboración con Litosa y el área de Parques y Jardines, ha comenzado esta actuación en las calles Madame Bovary, Antonio Soler, Maestro Solano y la calle Casablanca.

Las tareas continuarán en la calle Campillos y en las zonas de Los Palacios, Parque Torremolinos, y Costa Lago, hasta abarcar los 550 árboles de este tipo que hay repartidos por todo el municipio.

La retirada de las naranjas se realiza por el método de vibración que hace que las naranjas caigan a una gran red para después ser trasladadas al depósito municipal y mezclar con tierra para hacer compost.

Concretamente, se trata de la naranja cachorreña, una variedad muy amarga, que hasta hace unos años se entregaba a una empresa que se dedicaba a la fabricación de mermelada de naranja, pero, tras conocer que su consumo no es aconsejable debido a la polución urbana y su posible afección a la calidad y salubridad de las mismas, actualmente se procede a su reutilización para la fabricación de abonos.