La Policía Local de Torremolinos ha detenido a un hombre de 54 años como presunto autor de un robo con violencia de un teléfono móvil y una posterior tentativa de robo con intimidación.

Varios agentes fueron requeridos por dos jóvenes que presentaban sangre en la cabeza y boca, ya que al parecer habían sido agredidos por un hombre que, además, le había quitado a uno de ellos un teléfono móvil de alta gama valorado aproximadamente en unos 1.500 euros.

Las víctimas aportaron las características del agresor, siendo un varón de unos 50 años. Los agentes difundieron las características del presunto autor al resto de indicativos y recibieron información de otros funcionarios que manifestaron que habían tenido una llamada de un viandante al cual habían amenazado con un cuchillo con la intención de robarle, coincidiendo las características del sospechoso con las del autor del suceso previo.

Mientras estaban por la zona localizaron a una persona que coincidía con las características aportadas por las víctimas, siendo reconocido sin ningún género de dudas por estas como la persona que agredió a ambos y sustrajo el teléfono a uno de ellos, ha indicado el Ayuntamiento de Torremolinos en un comunicado.

Así, los agentes detuvieron al sospechoso tras informarle in situ de la razón de la misma y los derechos que como detenido le asisten. En el momento de la detención se acercó a los agentes otro hombre que manifestó haber visto lo sucedido y que tras intentar separar a la víctima del hombre que le estaba intentando robar había echado en falta su teléfono móvil de alta gama, informando además de que había podido apreciar que cuando el autor de los hechos se marchaba llevaba unos tres o cuatro móviles encima y que creía que iba acompañado de otros dos varones, sin aportar más características.