12 de marzo de 2020
12.03.2020
Arte

El Pompidou celebra sus cinco años en Málaga con una declaración de amor al arte español

Obras de Gris, Arroyo, Miró, Uslé y Picasso testimonian la fraternal relación entre Francia y España y, de paso, entre el centro artístico parisino y su hermano menor 'boquerón'

12.03.2020 | 14:11
El Pompidou celebra sus cinco años en Málaga con una declaración de amor al arte español
Piezas de la exposición

El Centre Pompidou Málaga cumple cinco años. Y la casa matriz ha decidido soplar las velas con una nueva colección semipermanente que festeja las fructíferas relaciones artísticas entre España y Francia, compilando piezas de creadores patrios estrechamente vinculados con el país vecino a lo largo de todo un siglo. 'De Miró a Barceló. Un siglo de arte español'. Juan Gris, Luis Buñuel, Joan Miró, Cristina Iglesias, La Ribot, Eduardo Arroyo, Juan Uslé, Pablo Ruiz Picasso... Más de 40 firmas para un casi centenar de piezas que, en palabras de la comisaria, Brigitte Leal, "demuestran la extraordinaria vitalidad del arte español contemporáneo".

1.075 obras han viajado de París a Málaga, del Centre Pompidou a su hermano pequeño boquerón a lo largo de estos cinco años. Lo que comenzó como una aventura experimental (la expansión internacional del centro parisino) es ahora una colaboración consolidada, que, a tenor de los resultados, podría paralizar su fecha de caducidad; porque los diez años (cinco más cinco) firmados en principio podrían prorrogarse por otro lustro más, ha avanzado el alcalde, Francisco de la Torre: "La disposición de la casa matriz está clara. Yo no podría límite a esta colaboración, que depende del acierto de exposiciones como ésta y del interés que suscite en los visitantes".

Y el director del Pompidou 'mayor', Serge Lasvignes, apuntaló el argumentó: los datos de frecuentación del 2019 fueron similares a los del año de apertura, algo que no es habitual en la vida de un museo, destacando el porcentaje de visitantes de la región comparado con el de extranjeros, superior incluso al índice de la pinacoteca francesa. Son datos que animan, por tanto, a continuar la colaboración. Pero aún queda trabajo por hacer en este sentido.

De momento, sí que está aquí, entre nosotros, este centenar de piezas formidables que componen 'De Miró a Barceló. Un siglo de arte español'. Asegura Leal que "la presentación en secuencias cronológicas, del cubismo a la escena contemporánea, movimientos liderados por creadores españoles, ofrece una lectura más clara del conjunto" y, además, la "hibridez característica" del Pompidou malagueño facilita "una visión centrada en los intercambios artísticos francoespañoles".

Dos mujeres abren y cierran el recorrido trazado por la comisaria: la videoartista y performar La Ribot da la bienvenida al visitante con 'Traveling Olga/Traveling Gilles', piezas audiovisuales que se detienen, con la música de 'Carmen' de Bizet de fondo, los clichés folclóricos asociados a España desde el país galo y desde el punto de vista, la primerísima persona de bailarines. Por su parte, Cristina Iglesias "desafía el inmenso espacio" de la monumental sala central del Pompidou con 'Corredor suspendido I' y 'Corredor suspendido II', de "formas aéreas y acogedoras".

Entre La Ribot e Iglesias, piezas fundamentalmente de artistas españoles (pero no sólo: también hay obras de Max Ernst y Francis Picabia, por ejemplo) que testimonian "la fraternal continuidad entre historia y vanguardia" entre ambos países, dice la comisaria. Juan Gris, Joan Miró, ablo Gargallo, María Blanchard, Julio González, Jaume Plensa... La lista de autores es un auténtico quién es quién del siglo XX español, epilogada en el Cubo con firmas del XXI como Antonio López García y Xavier Valls, entre otros, que demuestran que la vitalidad en el diálogo entre Francia y España, como entre el Centre Pompidou París y su hermano menor boquerón, es plena.

La exposición 'De Miró a Barceló. Un siglo de arte español' podrá visitarse hasta el 1 de noviembre de 2021.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook