04 de noviembre de 2020
04.11.2020
La Opinión de Málaga
Publicación

'Vidas exageradas': tres muertes humorísticas dibujadas por Juan Pinilla

El artista se acerca con sorna a la muerte en un libro y una exposición en la Sala Manuel Barbadillo

04.11.2020 | 05:00
Juan Pinilla, posando con su libro en su exposición.

Vidas Exageradas es el título del nuevo libro de Juan Pinilla, un todoterreno de la creatividad. «Yo soy artista, lo mismo te escribo un libro que te pinto un cuadro». Este proyecto es el segundo tomo de su obra Cuentos de la Torre, y es una forma de alumbrar sus ilustraciones acompañadas de tres relatos cortos. Completa el volumen una muestra con sus dibujos, en la Sala de Exposiciones Manuel Barbadillo (hasta el 6 de noviembre).

La muerte está detrás de las historias que nutren las páginas del libro y las paredes de la exposición a través de tres historias; todas ellas (Carlos Pestaña, Amores felinos y El arte del camuflaje) «transmiten la muerte de forma humorística: por ejemplo, cuando muere el primer personaje del libro, lleva consigo el móvil y empieza a sonar dentro del ataúd. Le había llamado Vodafone porque quería cambiarle el número». Pinilla niega haberse apoyado en otros autores para escribir el libro: «Yo me inspiro en mi imaginación», aunque confiesa que los personajes están inspirados en gente que él conoce.

Son relatos de lo más singulares. «La vida de Carlos Pestaña desvela una normalidad muy anormal, que a su vez lo hace normal», asegura Pinilla, para quien muchas veces «la normalidad es lo anormal». «El segundo protagonista es un personaje que se reencuentra con el amor de su infancia», describe; la trágica muerte que ocurre en la segunda historia lleva al protagonista a disfrazarse de gato para espantar a otras parejas: «En la tercera trama, un profesor parte de un poema que él escribe que tiene una relación con una chica en la playa y se siente observado por otra persona», revela el autor. Con el tiempo, el protagonista pasará por unas circunstancias que le llevará a estimularse a través del voyeurismo, y para ello, aprende técnicas de camuflaje.

Juan Pinilla es de Melilla y lleva una larga trayectoria artística exponiendo en Málaga desde 1986. «Quería hacer una exposición porque me gusta mucho el retrato, pero se me negó», recuerda. No obstante, cuenta que un amigo de la librería Proteo le animó a escribir un cuento para sacar sus ilustraciones, y por eso empezó con el primer libro, Cuentos de la Torre. Más adelante, se adentró en la segunda parte, Vidas Exageradas, un volumen que unifica su trabajo como ilustrador y escritor. «El arte tiene un lenguaje propio aparte de la palabra que puede reflexionar a través de otros medios como el dibujo o el color, dando a través de distintas técnicas una explicación de lo que te rodea», asegura el autor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook