16 de julio de 2011
16.07.2011

Elena Furiase: "Con el teatro estoy ahora mismo en stand by"

La actriz de «El Internado» medita sobre su futuro profesional mientras descansa en Ibiza en compañía de su madre, Lolita

16.07.2011 | 07:00
Elena Furiase con Juan Mesa ´Labi´, en una hamaca de un chiringuito de ses Salines.

La joven actriz española Elena Furiase, hija de Lolita y Guillermo Furiase, se encuentra disfrutando de unos días de vacaciones en Ibiza. La artista, de 23 años, es una veraneante habitual de las Pitiüses desde hace unos años. La joven permanecerá «entre dos y tres semanas» en la isla junto a su familia y un grupo de amigos, según explicó ella misma ayer por la mañana mientras se relajaba en la playa de ses Salines. «Estoy aquí para disfrutar y descansar un poquito», añadió la intérprete. «No sé exactamente cuántos días estaré aquí porque dependo del trabajo», insistió la actriz, a la que acompañaba Juan Mesa, «el tito Labi», indicó.

Elena se dio a conocer al gran público por su papel de Vicky en la serie de Antena 3 El internado, con la que ganó el galardón a la mejor actriz del año en los Premios Joven 2007.

Estos días la joven disfruta tomando el sol en las hamacas de un chiringuito de la playa de ses Salines y bañándose en el mar. La actriz, para su tranquilidad, suele pasar inadvertida para los veraneantes que se encontraban a su alrededor.

«Pisé una fruta y hala, Lolita por los aires»
La cantante y actriz Lolita, madre de Elena Furiase, se recupera de la fisura de peroné que ha sufrido tras caer en el mercado el primer día de su llegada a Ibiza. Entre aburrida y enfadada, la artista recurre a menudo durante el día a su twitter para mostrar sus sentimientos y hablar con sus amigos, que se han interesado por su estado. Ella misma, con mucho sentido del humor, narraba ayer mismo en la red social cómo sufrió el resbalón que la obligó a ir a hospital: «Chancla de goma, pisé una fruta y ¡hala! Lolita por los aires. Tengo fisura de peroné».  Comenta también que lleva «media caña de yeso» en la pierna y que no se la quitarán hasta dentro de diecisiete días. Lo mejor –cuenta Lolita– es que no le han dado medicación, «solo pie en alto y paracetamol e ibuprofeno por si duele, y mover los deditos del pie todo lo que pueda».  La cantante explica que es la primera vez en su vida que lleva una escayola y califica lo que le ha ocurrido como una pesadilla: «Aún no me creo –afirma– el jardazo que me he pegado».  Para poder moverse, la cantante explica que tiene en casa «muletas y sillita de ruedas» y no descarta «hacer una canción que se titulará Con la pata tiesa». Lolita llegó el martes a Eivissa con su marido, el actor cubano Pablo Durán, y su hija para pasar unos días de vacaciones. A las pocas horas, se acercó con su pareja al mercado para hacer unas compras y allí sufrió el percance por el que tendrá que llevar escayola tres semanas. l. o. ibiza

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook