30 de mayo de 2010
30.05.2010
Muelle 2

Un palmeral que crece junto al mar

El palmeral del Puerto encara su recta final de las obras con la plantación de más especies vegetales

30.05.2010 | 03:41
El límite del muelle 2 está marcado por las farolas de color blanco, una parte de ellas sirven para sostener la pasarela para el futuro acceso a los cruceros que atraquen allí

El muelle 2 del Puerto de Málaga afronta ya la última fase de su transformación. El palmeral se afianza donde antes había un silo para almacenar grano y los operarios están ya plantando más especies vegetales, para darle riqueza botánica al futuro jardín. Heliopol, la empresa encargada de las obras, trabaja contrarreloj para cumplir el último plazo previsto para su inauguración: octubre de 2010.
Han sido muchas las vicisitudes y problemas que ha atravesado esta obra hasta el momento, pero ya se aprecia la profundidad del cambio del viejo muelle.
No obstante, la transformación de ser destino de los barcos de grano a zona de paseo y punto de atraque de cruceros de lujo no culminará en octubre. Quedará por resolver la ansiada conexión peatonal entre la plaza de la Marina y la ciudad. El pesado tráfico que soporta este punto, con 41.000 coches diarios que circulan por el Muelle de Heredia, sigue siendo la principal barrera.
El Ayuntamiento insiste en que se reforzarán los pasos de peatones para facilitar el acceso, medida que cree suficiente hasta que no se acometa el soterramiento del tráfico frente al acceso al Puerto por la plaza de la Marina. Este proyecto está contemplado por la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento, aunque quedan años antes de que se empiece a plantear de forma definitiva.
Mientras, el retranqueo de la verja en dos metros permitirá ampliar un carril más en el Paseo de los Curas, que dará entrada al futuro aparcamiento subterráneo en la esquina con el muelle 1.

Palmeras y jardines

La transformación del muelle 2 en un palmeral es una obra financiada por la Empresa Pública de Suelos de Andalucía (EPSA), que será la encargada del mantenimiento de esta zona verde.
Las palmeras representan el elemento más singular del muelle 2. Son 420 los ejemplares plantados en este espacio, una cifra notable, pero inferior a las más de 600 del proyecto inicial de Jerónimo Junquera y Liliana Obal.
Se han seleccionado tres tipos de palmeras entre las especies más resistentes al temido picudo rojo, como son las ´washingtonias filífera´, las ´washingtonias robustas´ y las ´butia yacay´. Las dos primeras tienen una altura que oscila entre los 4 y los 5 metros, aunque pueden superar fácilmente los 20 metros de altura con el tiempo. Las butias, que llegaron en barco procedentes de Argentina, pueden llegar a los 10 metros de altura y están agrupadas en dos puntos: alrededor de la llamada plaza del agua, que tendrá una fuente de chorro, y junto a uno de los dos quioscos para cafetería.
Las palmeras no son las únicas especies previstas en el muelle 2. Se plantarán unos 400 árboles de tamaño medio, entre ellos algunos frutales, acebuches y de hoja caduca. Esto se completará con 7.400 plantas de distinto tipo y con un fin ornamental, como flores o hierbas aromáticas.
Los primeros jardines hundidos ya se aprecian junto a la verja del Puerto recién trasladada. Serán cinco espacios un metro por debajo de la zona de paseo, para lograr zonas más tranquilas, rodeadas de árboles frutales e hibiscos pacíficos. También se han colocado ya bancos de obra de color blanco y diseño redondeado.
Tamarindos, hibiscos, mimosas, moreras y palo verde, todos árboles de medio porte, colorido y sombra, están empezando ya a arraigar en el muelle, en muchos casos intercalándose entre las palmeras.
La pérgola se encuentra también prácticamente terminada, a falta de instalar tres ´costillas´. Frente a los dos primeros grandes edificios, uno de los cuales será estación marítima, ya está la estructura de la pasarela que conectará con los ´finger´ y que servirá para el desembarco de los pasajeros de los cruceros de lujo que atraquen en el muelle 2. Está apoyada sobre las farolas que delimitan el muelle. Alrededor de la estación ya se está colocando la solería de mármol prevista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook