05 de julio de 2010
05.07.2010
Línea Directa. Caso nº 25

El Camino de la Sierra, a la espera de un servicio de agua «moderno»

Los vecinos critican que Emasa no ha cumplido su promesa de mejorar el abastecimiento de agua en dos años, un acuerdo, por cierto, que fue firmado por los vecinos y la empresa municipal en 2001

05.07.2010 | 02:46
Las tuberías de agua de este barrio de Churriana, a la intemperie en una foto de diciembre de 2008.

En diciembre de 2008, la asociación de vecinos Viñas de la Sierra, de la zona del Camino de la Sierra en Churriana, se puso en contacto con Línea Directa para denunciar que Emasa seguía sin cumplir un acuerdo, firmado con la asociación en 2001, por el que mejoraba el abastecimiento de agua potable.
La asociación sí cumplió su parte y los vecinos costearon la mejora del saneamiento (unos 50 millones de pesetas).
Tras esta denuncia vecinal, Emasa anunció una semana más tarde en Línea Directa que se había reunido con los vecinos y que se comprometía a cumplir su parte del acuerdo en dos años.
Pero ha pasado un año y medio y como denuncia José Luis Sánchez, secretario de la asociación de vecinos, el abastecimiento de agua «sigue igual de mal» y recuerda que hace unos días «hubo problemas de averías porque la tubería de agua, al estar en superficie, el agua se calienta mucho al ser alcalina y la tubería general se atora por la cal del agua».
Sánchez señaló que, ante todo, «lo firmado con Emasa no es un convenio sino un contrato». Como explicó, el problema se encuentra ahora en la cesión de terreno de un aljibe por parte de la asociación.
«Emasa decía que no lo podía escriturar, que había que hacer una segregación y le propusimos un terreno secundario e incluso estamos ultimando a ver si podemos aportar un tercer terreno», declaró.
Pero el secretario vecinal puntualizó que «el contrato no contempla escritura pública y debe servirle cesión en documento privado» y puso el ejemplo de que Emasa «nunca necesitó escritura pública para instalar la red de saneamiento».
José Luis Sánchez criticó también que el gerente de Emasa, José Luis Rodríguez, pida que el terreno reúna una serie de características urbanísticas y medioambientales, «cuando al instalar la red de saneamiento pasó las conducciones por cauces de arroyos y terrenos privados».
Por todo ello, cree que Emasa debería devolver esos 300.000 euros aportados por los vecinos, «hasta terminar su parte de contrato y debería pagar también intereses de nueve años a los vecinos por el dinero cobrado».

Ayuntamiento
La concejala de Medio Ambiente, Araceli González, declaró a Línea Directa el pasado viernes que Emasa necesita llevar al notario «un sitio libre y sin problemas para que se pueda construir el aljibe sin obstáculos, «pero hay problemas para localizar a los propietarios
«En cuanto los vecinos consigan ese terreno, Emasa tiene todo listo para construir de inmediato el depósito», recalcó Araceli González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp